Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe

Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe


Este recinto es un sitio icónico religioso en Ciudad Victoria, de acuerdo a los registros de la diócesis de la ciudad, se fundó en 1927. El encargado de dar marcha a dicha construcción, fue el tercer obispo de Tamaulipas, monseñor Filemón Fierro Terán.

El 22 de enero de 1956, el gobernador Terán Zozaya, inaugura la rampa de acceso al santuario; el 11 de diciembre 1992, se estrena la emblemática escalinata por el Cardenal Ernesto Corripio Ahumada, Américo Villarreal Guerra, el gobernador electo Manuel Cavazos Lerma, el presidente municipal Ramón Durón Ruiz, y Fray Raymundo López Mateos Obispo de Ciudad Victoria.

Está ubicado en la Colonia Pedro Sosa, específicamente en un lugar conocido anteriormente como la barranca del muerto. Se dice que fue edificado como desagravio a los cuestionamientos sobre las apariciones de la Virgen de Guadalupe, hechas por el primer obispo de Ciudad Victoria, Eduardo Sánchez Camacho.

Esta obra arquitectónica cuenta con un mirador sobre su explanada con acceso al templo, desde ahí se aprecia la ciudad; en el centro se localiza una escultura de la Virgen de Guadalupe hecha en bronce policromado sobre un pedestal esférico que al mismo tiempo funciona como fuente, creada por la escultora Rosa María Ponzanelli.

Se destaca la doble cornisa con que se remata el cuerpo principal y los dos cuerpos de las torres, una puerta con arco de medio punto, flanqueada por dos columnas corintias de cada lado, conforman la portada. El material de las torres, las cúpulas, la gran barda con sus puertas laterales, atriales y la noria, son obra de Pedro Sosa. En la torre izquierda se encuentra un campanario, y sobre la derecha un reloj que donó la Sra. Carmen Romero Rubio de Diaz Mori en 1910.

La edificación de estilo neoclásico popular, concede a la ciudad el primer y único templo de dos torres, que se observa imponente desde lo alto de la capital.

Dirección: Lomas del Santuario s/n, Col. Pedro Sosa, Cd Victoria.