Museo de Arte Prehispánico de México Rufino Tamayo

Museo de Arte Prehispánico de México Rufino Tamayo


Oaxaca de Juárez, Oaxaca, México.- Abrió sus puertas al público el 29 de enero de 1974. Contiene la colección que formaron durante más de veinte años, con dedicación y sentido artístico, Olga y Rufino Tamayo, específicamente con este propósito, tiene como sede una de las casas de arquitectura más connotada y bella de la ciudad, construida en el siglo XVIII, rehabilitada por el propio artista para este propósito. Más de mil piezas, pertenecientes a todas las culturas que florecieron en el vasto territorio de lo que hoy es México, se exhiben en cinco salas, cuya museografía fue diseñada por Fernando Gamboa, cada sala está identificada por un color perteneciente a la paleta de la pintura del artista.

El museo ofrece la posibilidad de establecer una apreciación de la unidad del arte producido por las culturas autóctonas del país, pero también se distingue la gran diversidad de aspectos que estas obras presentan. La individualidad y la peculiaridad con que cada grupo étnico se expresó muestran una personalidad inconfundible; así el recorrido por las cinco salas del museo, ofrece unidad dentro de la diversidad. El común denominador de la colección presentada, es la belleza y calidad de cada pieza, pues la certera mirada de Tamayo le permitió elegir cada obra por su belleza y calidad expresiva y estética.

Este sitio tiene la peculiaridad de no ser un museo de antropología, su vocación tampoco es historicista, es un Museo de Arte, del arte producido por nuestros ancestros, obras en que volcaron su talento y su espiritualidad los artistas anónimos de las distintas culturas en diferentes tiempos. Tal vez el concepto de otredad quede más claramente expresado en este museo, pues ésta exento del análisis científico, liberado de los criterios geográficos y cronológicos con los que se abordan los horizontes culturales desde la disciplina antropológica, para privilegiar el sentimiento y la espiritualidad de nuestros antepasados.

La atmosfera creada por Fernando Gamboa en el desarrollo de la museografía, propicia el encuentro del espectador con cada una de las obras. El acervo de mil cincuenta y ocho esculturas, realizadas lo mismo en cerámicas modeladas a mano que desbastadas en piedras de consistente dureza, fragmentos de pintura al fresco, y trabajos de joyería poseen una gran categoría estética, belleza, vigor y originalidad. Al igual que el museo de arte moderno y contemporáneo que los Tamayo fundaron en la ciudad de México, este de Arte Prehispánico, tiene la intención de reconocer y difundir las fuentes que inspiraron la obra de este importante creador y forma parte del legado cultural que nos heredó el artista.

El Museo Rufino Tamayo es considerado también como "Museo de Artes" porque en él están incluidas tres épocas del arte: Prehispánico, Colonial y Moderno. El Arte Prehispánico comprende toda la colección, motivo de exposición; el Arte Colonial, el edificio que lo alberga, y al Arte Moderno corresponde la museografía.

La mayor parte de las piezas proceden de diferentes lugares del país: Guerrero, Colima, Nayarit, Jalisco, Michoacán, Morelos, Puebla, Valle de México, centro de Veracruz, Chiapas, Campeche, Tabasco y Yucatán. De Oaxaca se conservan piezas de las culturas zapoteca y mixteca.

 

 

 

 

 

 

 

 

Oaxaca Mio. (s.f.). www.oaxaca-mio.com. Recuperado el 02 de 11 de 2019, de www.oaxaca-mio.com: https://www.oaxaca-mio.com/atrac_turisticos/museorufinotamayo.htm