Cuexcomate

Cuexcomate


Puebla, Puebla, México.- Es un montículo de roca caliza de apenas 23 metros de altura que en su interior esconde una cámara oscura que un milenio atrás actuaba como un cráter (de un diámetro de ocho metros). Se cree que surgió a partir de una aparatosa erupción del Popocatépetl en el año 1064 y en la cual se desperdigaron por muchos sitios rocas, lodo y agua sulfurosa.

El Cuexcomate (cuyo nombre en náhuatl se traduce como olla de barro o lugar para guardar) está conectado con al poo mediante canales subterráneos. Por eso no hay que bajar la guardia, puesto que en la eventualidad de que el Popocatépetl haga una gran erupción, la fuerza de la lava podría llegar a propulsarse a través de su minúsculo cráter.

Ubicado en la zona metropolitana de Puebla, el Cuexcomate se ha convertido en un atractivo turístico. Se puede subir hasta su punto más alto, y bajar  al cráter mediante unas escaleras de caracol. Una vez dentro, hay la oportunidad de admirar  el flujo de agua sulfurosa que corre y ver car por pequeñas cascadas.

Por más que se le conozca coloquialmente como el volcán más pequeño del mundo, existen científicos que voltean este título y lo convierten en el géiser más grande del planeta. Mientras que los primeros expulsan lava que proviene directamente del interior de la Tierra a través de sus cráteres, los segundos emanan agua y vapor a presión que se almacena debajo del suelo y que es calentada por la temperatura del magma.

El Cuexcomate ha estado inactivo desde su última erupción, registrada en 1662. Sin embargo, durante esta actividad geotérmica no hubo lava, sino agua hirviendo y gases. Por otro lado, su formación responde a la estructura, en pequeña escala, a la de un volcán.

 

 

 

 

 

 

 

 

Levy, P. G. (06 de 11 de 2019). travesiasdigital.com. Recuperado el 18 de 11 de 2019, de travesiasdigital.com: https://travesiasdigital.com/destinos/cuexcomate-volcan-mas-pequeno-del-mundo