Se casan de nuevo porque la esposa perdió la memoria

Están casados desde 2014, pero después de un grave accidente, no recuerda nada de la boda
Se casan de nuevo porque la esposa perdió la memoria

Justice y Jeremy Stamper en su boda el 1 de agosto de 2014.



Jeremy Stamper está casado con Justice desde el 2014, pero algunos días después de su boda, ella tuvo un accidente y perdió la memoria.

Justice de 20 años, había estado planeando su boda desde que era una niña y, cuando se hizo mayor, la idea se hizo más clara: una boda íntima con girasoles y los adornos en azul y amarillo.

El afortunado era Jeremy Stamper de 21 años a quien conoció en la escuela dominical cuando tenía tan sólo 10 años de edad.

"Siempre enamorado de ella" , dice Jeremy que vive con Justice en Bristol, Tennessee (EE.UU). "Pero nosotros no empezamos a salir hasta la escuela secundaria."

No pasó mucho tiempo para que los novios empezaran a hablar de matrimonio. "Es como que simplemente sabíamos que estábamos destinados a estar juntos" , dice Justice a People. "Fue instantáneo."

El 30 de septiembre de 2012, Jeremy fue delante de toda la congregación de su iglesia en su ciudad natal de Marion, Virginia, y le propuso a Justice matrimonio.

"Él escondió el anillo debajo de una tapa de botella para ocultarlo y,  estaba tan nervioso, que me dio la botella entera", dice ella riendo. "Fue tan lindo y tan especial"

Y se casaron el 1º de agosto de 2014. Un hermoso día que ella no puede recordar

Pero cuando Justice trata de pensar de nuevo en los días siguientes a esa dulce propuesta, ella no puede recordar ni una sola cosa. Ni siquiera puede recordar el día en que dijo "sí, quiero".

El 20 de agosto de 2014, apenas unas semanas después de su boda, Justice tuvo un accidente de coche y fue herida tan gravemente que apenas sobrevivió.

"Yo estaba en el trabajo y recibí una llamada de Justice. Ella estaba gritando y no podía parar", dice Jeremy. "Me metí en mi coche y fui donde ella tan rápido como pude".

 

La segunda boda

Jeremy le mostró reiteradamente los videos y las fotos de la boda, pero ella insiste en no acordarse de nada. "Ella me dijo: No quiero que te enojes, pero no recuerdo nuestro casamiento" contó Jeremy en un reportaje a la revista People."Y por supuesto que me enojé, pero ahí mismo le dije: lo vamos a hacer de nuevo".

A partir de ese momento, Jeremy abrió una cuenta en GoFundMe, una página de financiamiento colectivo, para recibir ayuda para tener una segunda fiesta de casamiento y devolverle los recuerdos a su esposa. "Ella merece todo y más", dice él tan enamorado como el primer día.

Mientras que planean su boda, Justice está tratando su TEPT (trastorno por estrés postraumático) y luchando todos los días con su discurso y la memoria a corto plazo.

"Tengo la suerte de estar viva", dice. "Y soy muy afortunados de tener a Jeremy. Sin él, no podría haberlo hecho".

Y a diferencia de su primera boda, a la que asistieron 75 personas, esta ceremonia tendrá una lista de invitados mucho más larga.

"Estamos invitando a todos los que nos ayudaron a realizar esta boda", dice ella. "Queremos que estén todos para celebrar con nosotros".