Gana dinero vendiendo rollos con cara de Trump

El emprendedor Tim Baker tuvo la idea en Navidad y desde entonces ha vendido entre 7 mil y 8 mil rollos.
Gana dinero vendiendo rollos con cara de Trump

A finales de este año podrá comprarse su casa y dejar de vivir en su camioneta.


A un emprendedor siempre se le dice lo mismo: la clave para triunfar es diferenciarse del resto. Sin embargo, encontrar lo que los demás no han encontrado hasta el momento no es tarea fácil y requiere, sobre todo, de imaginación. ¿A quién se le hubiera ocurrido que vender rollos de papel higiénico con la cara de Donald Trump sería un negocio rentable? 

Esa idea exitosa pertenece al joven neozelandés Tim Baker. Dirige un negocio de marketing y aprovechó el tirón de impopularidad generado por las decisiones y las declaraciones del presidente de los Estados Unidos para montar un negocio sencillo y efectivo. 

Eligió dos imágenes. Una de Trump juntando los labios a modo de burla a terceros, y otra del presidente dando un discurso a los Republicanos con un brazo en alto. A continuación buscó una empresa que imprimiese papel higiénico a buen precio y llegaron a un acuerdo.

Desde entonces los ha vendido a pie de calle en Reino Unido, con la única ayuda de un carrito de la compra hasta el punto de que se ha convertido en una celebridad estos días en el Edinburgh Fringe festival, el festival del arte más importante del mundo. 

Tim condujo su furgoneta (en la que duerme) desde Bristol a Edimburgo y lo hizo cargado de rollos de papel con la cara de Trump. Desde que llegó a la ciudad su negocio fue exitoso: ha vendido 1 mil rollos de papel higiénico en cuatro días (250 al día) a un precio de 3.34 euros uno y 5.57 el 'pack' de dos rollos.

Si a esto le sumamos que desde Navidad asegura haber vendido "entre 7 mil y 8 mil" rollos, se puede confirmar que se ha hecho de oro. De hecho, su idea es tan lucrativa que ya aspira a realizar grandes inversiones.

"A finales de año espero poder comprarme una casa", afirma en declaraciones recogidas por el diario 'Edinburgh News'. El papel higiénico tuneado es popular entre niños y adultos de cualquier nacionalidad y Baker tiene claro el porqué. 

"Es algo internacional. Lo compra mucha gente británica y de otros países. Trump es impopular en todo el mundo y por eso me decidí a comercializar este producto. No creo que haya habido otra persona tan impopular como él en la historia de la humanidad", afirma.