Depresión afecta más a las mujeres

Los casos ascienden a 85 mil 530, 286% más que los de hombres, que suman 29 mil 897 casi al cierre de 2018.
Depresión afecta más a las mujeres


Por cada hombre deprimido hubo cuatro mujeres diagnosticadas con depresión en lo que va de 2018.

En el país fueron detectados 29 mil 897 hombres con depresión, mientras que los casos de mujeres ascendieron a 85 mil 530, es decir 286% más.

De acuerdo con el Boletín Epidemiológico de la Secretaría de Salud, las mujeres que viven en la Ciudad de México, Chihuahua, Jalisco, Estado de México y Veracruz fueron las que acudieron en mayor número a los servicios de salud para recibir un diagnóstico.

Mientras que las entidades de Ciudad de México, Chihuahua y Jalisco fueron las que encabezaron los diagnósticos en varones.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que la depresión y la ansiedad afectan más a las mujeres que a los hombres.

Estima que, a nivel mundial, 73 millones de mujeres adultas sufren cada año un episodio de depresión mayor.

Además, considera que los trastornos mentales afectan a 13% de las mujeres que han dado a luz un año después. El trastorno que más las aqueja es la depresión.

La OMS advierte que la depresión es un trastorno mental frecuente. Se calcula que afecta a más de 300 millones de personas en el mundo.

El organismo internacional indica que cada año se suicidan cerca de 800 mil personas, siendo esta la segunda causa de muerte en el grupo etario de 15 a 29 años.

Estadísticas del Instituto Nacional de Psiquiatría indican que 25% de los mexicanos han tenido una enfermedad del estado de ánimo en su vida, no obstante, sólo 10% de quienes presentan estos padecimientos reciben atención médica.

Dependiendo del número y de la intensidad de los síntomas, los episodios depresivos pueden clasificarse como leves, moderados o graves.

La OMS señala que algunos de los síntomas que caracterizan a la depresión son: cansancio, apatía, desgano, pérdida de vitalidad, irritabilidad extrema, pensamientos negativos y de derrota.

También se puede padecer pérdida de interés por actividades propias, ingesta excesiva o mínima de alimentos, dificultad para mantenerse despierto y retraso sicomotor en la velocidad y grado de movimiento del cuerpo.