Drones con plástico de alto rendimiento son más ligeros y resistentes

Más tiempo de vuelo, gracias a materiales livianos.
Drones con plástico de alto rendimiento son más ligeros y resistentes


Los vehículos aéreos no tripulados, comúnmente conocidos como drones, han experimentado un rápido desarrollo en los últimos años. Ya sea como un juguete para niños y adultos o como apoyo para operaciones de rescate y en la agricultura, los drones son cada vez más comunes.


El instituto de investigación de mercado Gartner estima que en 2017 se vendieron alrededor de tres millones de drones en todo el mundo, casi un 40 por ciento más que en el año anterior. Gartner también predice que los drones serán uno de los sectores de mayor crecimiento en electrónica de consumo en los próximos años.


Más tiempo de vuelo gracias a soluciones ligeras.

Uno de los desafíos que enfrentan los fabricantes es el tiempo de vuelo limitado de los drones. Además de mejorar la capacidad de la batería e investigar nuevas fuentes de energía, los fabricantes también pueden optimizar el consumo de energía, y así aumentar su tiempo de vuelo, al reducir el peso de los componentes. La compañía de especialidades químicas LANXESS aprovecha su amplia experiencia en el segmento de plasticos ligeros para la industria automotriz ofreciendo soluciones livianas en el segmento de drones.


La unidad de negocios de LANXESS High Performance Materials (HPM) ofrece soluciones de materiales de alta gama para drones, como una hélice fabricada con Durethan (Poliamida 6) reforzada con fibra de vidrio corta. Gracias a sus propiedades equilibradas, las piezas moldeadas por inyección son más ligeras a la vez que brindan alta dureza y rigidez. El material es resistente al desgaste por los rayos UV, siendo así adecuado para su uso en exteriores. Como resultado, las hélices de drones fabricadas con plásticos de LANXESS combinan una atractiva apariencia y durabilidad.


Junto con las alas y las hélices, los plásticos de alto rendimiento también se pueden usar para los cuerpos de drones y los trenes de aterrizaje. Estos materiales ayudan a reducir el peso y, por lo tanto, permiten tiempos de vuelo más largos, además de contribuir a la reducción de vibraciones y ruido. Asimismo, los materiales tienen una gran resistencia al impacto, reducen cualquier interferencia de materiales metálicos con señales de radio, simplifican el proceso de producción y aumentan la flexibilidad del diseño de la estructura del dron.