Protestan en hospitales del sur de Tamaulipas

Protestan en hospitales del sur de Tamaulipas

El personal sindicalizado se ha colocado un distintivo rojo como señal de que trabajan bajo protesta.


Tampico, Tamaulipas.- Unos 420 trabajadores sindicalizados en Tamaulipas realizaron paros de brazos caídos en hospitales para exigirle al Gobierno del Estado la contratación de más personal así como el abastecimiento total de insumos, uniformes y medicamentos.

El secretario general de la sección 51 del Sindicato de Trabajadores de la Secretaría de Salud, Adolfo Sierra, informó que estos paros han sido por espacio de una hora y que además el personal se colocó un distintivo para mostrar que trabajan bajo protesta.

"Es una huelga de brazos caídos, obviamente que la intención es no afectar al usuario ni mucho menos, es una manifestación totalmente pacífica que lleva la intención de buscar más recursos humanos para el área de enfermería y abatir sobrecarga", informó en entrevista.

Urgió la contratación de unas 200 personas más entre doctores, paramédicos y enfermeras debido a que los 420 existentes, afiliados al sindicato, tienen problemas de sobrecarga.

"Estas acciones las estamos tomando en el hospital de San Fernando, Matamoros, Laredo y Reynosa, en el estado, la idea es que el señor gobernador (Francisco García Cabeza de Vaca) se entere de las condiciones precarias que tenemos", agregó.

Informó que derivado de esta acción, la Secretaría de Salud convocó al sindicato a una reunión con personal de Recursos Humanos.

"No es posible que una enfermera tenga que ver con 15 o 18 pacientes a la vez, se pierde calidad, (la norma) establece ocho. La protesta va a ser permanente hasta que nos atiendan. No se vale que las autoridades nos digan que después, es ya y ya queremos que no se presenten errores", destacó.

 

Enfermeras compran equipo en similares

 

Ante la falta de insumos para atender a los pacientes en los hospitales públicos de la entidad, enfermeras sindicalizadas terminan por comprar con su propio dinero algunos de los materiales en farmacias genéricas.

"Los lunes los paquetitos de jeringas que nos cuesta 8 pesos, porque los lunes en Simi nos lo venden en 8 pesos pues nosotras traemos, el chiste es que nosotras podamos cumplir con nuestras tareas diarias", declaró una enfermera.

Señaló que lo que abastece la Secretaría de Salud es insuficiente ante la gran demanda de la derechohabiencia.

"En ocasiones hasta las jeringas, medicamentos de anestesia, en ocasiones el familiar sí lo trae. Aunque se nos ha prohibido pedírselo, pero tenemos que hacerlo", sostuvo.

Sierra advirtió que trabajar en estas condiciones podría propiciar a que se cometa un error médico.

"Nuestro personal es capacitado, pero es tanta la sobrecarga, las falta de insumos o medicamentos y es lo que no queremos, que se vaya a cometer un error", puntualizó.