Dotan de cinco Unidades de Ataque Rápido a Bomberos de Nuevo Laredo

Dotan de cinco Unidades de Ataque Rápido a Bomberos de Nuevo Laredo

Permitirán atender con mayor rapidez tanto el incendio a casa-habitación, comercios, principalmente, zacatales, y cualquier otra conflagración.


 

NUEVO LAREDO, Tamaulipas.- El cuerpo de Bomberos y Protección Civil Municipal de Nuevo Laredo recibió, este jueves, y puso en operación, cinco Unidades de Ataque Rápido, perfectamente equipadas, lo que permitirá atender con mayor rapidez tanto el incendio a casa-habitación, comercios, principalmente, zacatales, y cualquier otra conflagración.

La entrega del equipo se hizo en el marco del festejo del Día del Bombero.

La inversión fue de 11 millones 995 mil pesos.

El banderazo de arranque, frente al monumento a Fundadores de Nuevo Laredo, lo dieron autoridades municipales, encabezadas por el alcalde Enrique Rivas Cuellar, personal de la corporación de emergencia, representantes de la Secretaría de Defensa Nacional y de la Policía Federal.

Sobre las principales acciones que permitirán las nuevas unidades habló Omar Enrique Sánchez, Director de Protección Civil y Bomberos.

“Estas unidades ya vienen equipadas con una motobomba forestar para atacar incendios de cualquier tipo; vienen a complementar el equipamiento que ha estado recibiendo la Dirección de Protección Civil y Bomberos durante estos años”, explicó.

Destacó que el personal de operará las unidades recibió capacitación.

“La capacitación especial para poderlas manejar, al cual fue mandado personal de esta Dirección quienes a su vez van a bajar esos conocimientos al resto de los compañeros para poder ampliar nuestro espectro de trabajo, vamos a llegar más rápidamente a cualquier situación de incendio, de riesgo, de rescate”, añadió Enríquez Sánchez.

Mencionó que una de estas unidades está equipada para atender contingencias con productos químicos.

Enrique Sánchez refirió que durante la Canícula se atendieron un promedio diario de ocho incendios en zacatales y maleza.

Los “tragahumos” fueron festejados con un desayuno.