Tíos matan a sobrino de 4 años; lo queman y ponen restos en 'refri'

Tíos matan a sobrino de 4 años; lo queman y ponen restos en 'refri'

Arturo 'N' y Karina Guadalupe 'N', son los presuntos homicidas del menor, cuyo cuerpo fue localizado dentro de un refrigerador en una vivienda del municipio de Jiutepec


Cuernavaca, Morelos  .- Un menor de 4 años fue golpeado, quemado y su cuerpo sin vida puesto en un refrigerador por sus tíos.

Su madre dejó encargados a sus dos hijos con la pareja y éstos argumentaron que el niño les había sido arrebatado cuando caminaban por la calle, pero el hermano que sobrevivió contó todo a su abuela y los detuvieron.

Arturo “N" y Karina Guadalupe "N", son los presuntos homicidas del menor de 4 años localizado sin vida dentro de un refrigerador que fue dejado en una vivienda ubicada en la calle 21 de marzo de la colonia Otilio Montaño del municipio de Jiutepec. 

Inicialmente habían sido detenidos por la "desaparición" del pequeño, pero se resistieron a revelar su paradero.

Este martes se localizaron los restos del niño luego de que Policías de Investigación Criminal realizaron un cateo y los Servicios Periciales procesaron la evidencia; la Fiscalía General de Morelos sólo informó detalles del caso.

De acuerdo con la autoridad, desde el mes de septiembre del año 2018 la madre de ambos menores, de 4 y 5 años de edad, encargó a sus hijos con su hermana Karina Guadalupe, quien vivía en la colonia Otilio Montaño junto con su pareja y sus dos hijos.

En el mes de noviembre, la pareja denunció que al caminar por la colonia La Joya con los cuatro menores, habrían sido interceptados por tres sujetos, quienes se llevaron consigo al menor de 4 años de edad de iniciales I.S.Q.

El hermano del menor "desaparecido" contó a su abuela materna que su tío Arturo le había pegado a su hermanito, lo que le provocó sangrado por la boca y oído, y luego sus tíos le prendieron fuego en el patio de la casa.

Al conocer los hechos, la abuela presentó la denuncia e inició la carpeta de investigación.

La Policía de Investigación Criminal (PIC) detuvo a Arturo “N" y Karina Guadalupe "N", quienes en febrero pasado fueron vinculados a proceso por el delito de desaparición de personas por particulares, y sujetos a la medida de prisión preventiva, pero todo el tiempo se negaron a revelar el paradero del pequeño.

En el mes de enero, previo a su detención, los tíos de la víctima habrían encargado a un vecino un refrigerador, con el argumento de que se cambiarían de domicilio y que posteriormente lo recogerían.

Debido a que la pareja no regresó a reclamar el electrodoméstico, que estaba herméticamente cerrado, el vecino lo conservó en el patio de la vivienda, sin sospechar que dentro se encontraban los restos del niño.

Ante las altas temperaturas de los últimos días, el refrigerador comenzó a emanar un olor fétido y el vecino prefirió solicitar el apoyo de la Fiscalía, cuyos elementos de la Coordinación de Servicios Periciales abrieron el aparato y dentro localizaron un total de seis bolsas en capas con el cuerpo sin vida del menor.

El cuerpo del menor fue trasladado a las instalaciones del Servicio Médico Forense y con las pruebas y periciales obtenidas, la Fiscalía continuará el proceso judicial en contra de los tíos del infante, por los hechos en los que perdió la vida, con las agravantes que correspondan en contra de los hoy detenidos.