¡Se le atraviesan al tren!

El costoso accidente dejó daños en la mercancía que transportaban, aunque los choferes están bien
¡Se le atraviesan al tren!

Los dos tripulantes del tracto camión viven para contar su aventura luego de que el tren se los llevó.


De manera por demás milagrosa salvaron sus vidas dos empleados de la tienda Coppel después de que el camión en que viajaban fue embestido por una locomotora.

Fue en el kilómetro 49 de la carretera que conduce de esta ciudad capital a Monterrey a la altura del ejido Cruz y Cruz donde sucedieron los hechos, lugar a donde acudieron paramédicos de protección civil y agentes de la policía federal preventiva.

Los cuerpos de auxilio atendieron a Carlos Humberto Vargas Montoya, de 28 años, y a Ernesto Guzmán, de 29, ambos originarios de Monterrey, y quienes sufrieron golpes leves en el cuerpo, no ameritando su traslado a un nosocomio.

Según se dio a conocer, Carlos Humberto manejaba un tracto-camión marca Internacional, propiedad de la empresa, de sur a norte por la carretera mencionada, y al llegar a las vías del tren que se localizan en el kilómetro 49 no tiene la debida precaución y es impactado por la locomotora que circulaba de sur a norte.

Operadores de grúas particulares se encargaron de realizar maniobras para remolcar el tracto camión a un corralón y los daños materiales fueron estimados en los cien mil pesos.