Migrantes temen a  violencia en Tamaulipas

Migrantes temen a  violencia en Tamaulipas

Ante inseguridad que prevalece en Tamaulipas caravanas desviarían su camino a Nuevo León.


Matamoros, Tam.-Debido a la violencia que prevalece en Tamaulipas, las caravanas de migrantes hondureños que buscan llegar a los Estados Unidos, podrían entrar a Nuevo León, para de ahí, desplazarse a las ciudades fronterizas de Nuevo Laredo o Colombia.
De acuerdo a la información proporcionada por la red católica que se ha formado para apoyar a los migrantes, los hondureños están muy bien informados de la inseguridad que existe en nuestro estado.
Incluso, se han enterado que recientemente, una camioneta con migrantes fue baleada en el municipio de San Fernando, y esto los mantiene preocupados, pues viajan con niños.
Sobre ello, Juan Antonio Sierra, quien es encargado del Módulo del Migrante, informó que por ello, los migrantes, tanto los que están en la Ciudad de México, como los que ya se encuentran en territorio del estado de Veracruz, buscarían incorporarse a Nuevo León.
De esta forma, estarían llegando a Monterrey, para de ahí tomar la carretera a Nuevo Laredo, la que comunica precisamente a esta ciudad tamaulipeca, pero que también lleva al municipio de Colombia, en el estado de Nuevo León, por considerar que ahí hay más tranquilidad.
De hecho, la segunda caravana, la que se encuentra en Veracruz, también tiene algo de temor, y esto es fundado, pues recientemente un tráiler con unos 100 migrantes hondureños desapareció, y se cree que se los llevaron gentes de la delincuencia.
Mencionó que por ello, la gente que está en Veracruz, estaría buscando irse a Puebla o a San Luis Potosí, para después ingresar a Nuevo León, aun cuando su camino se haga más largo, mientras que, quienes están en la Ciudad de México, también harían lo mismo.
De esta forma, de ocurrir esto, es muy probable que la cantidad de migrantes hondureños que se pensaba podría llegar a esta frontera, estaría disminuyendo, pues tampoco se descarta que algunos, que se han separado de las caravanas, llegan a Matamoros o Reynosa.