Busca PRI facilitar legalización  de autos chuecos en el país

Busca PRI facilitar legalización  de autos chuecos en el país

Los recursos recaudados, agregó, formarán parte de un fondo de mejoramiento del transporte público, que eventualmente se repartirá entre los estados del norte del País.


El PRI en el Senado busca facilitar la legalización de autos chocolate y reducir la tasa de importación del 50 por ciento a sólo el uno por ciento.
Una iniciativa impulsada por la senadora Sylvana Beltrones pretende modificaciones a la Ley Aduanera.
Los vehículos que podrían importarse serán los que su valor no exceda de 12 mil dólares americanos, excluyendo los deportivos, de lujo y convertibles; vehículos comerciales propulsados por motor de gasolina y que tengan instalado convertidor catalítico de fábrica; y camiones comerciales ligeros y medianos, propulsados por motor de gasolina.
Al presentar la iniciativa durante la sesión del pasado martes, la priista indicó que se estima que en México existen alrededor de seis millones de vehículos extranjeros ilegales y, de manera particular, en los estados de la franja fronteriza norte hay un creciente número de usados provenientes de Estados Unidos que se encuentran en una situación irregular, es decir, que los propietarios no han realizado la importación definitiva de sus unidades.
Expuso que, según datos de diversas asociaciones de dueños de esos vehículos, en Baja California existen 800 mil; en Tamaulipas, 500 mil; en Nuevo León, 30 mil, y en Sonora se calcula que existen hasta 300 mil.
Entre las razones de este fenómeno, señala, se encuentran los altos costos para realizar los trámites de internación e importación legal automóviles, aunado a las condiciones socioeconómicas de muchas familias que les imposibilitan adquirir unidades nuevas nacionales y optan por adquirir usados en Estados Unidos, principalmente, e internarlos de forma ilegal al País.
En entrevista, Beltrones afirmó que la propuesta de regularizar los llamados autos chocolate es un acto de justicia social.
"Creo que atacamos dos temas: uno que es la justicia social, para ayudar a familias de escasos recursos que tienen que acudir a este tipo de carros y, la otra, la seguridad, porque no tienen la seguridad, si te chocan, de ser cubierto, porque no están bajo esquemas de seguros adecuadas, y seguridad porque también estamos viendo que a falta de registro, están usando este tipo de vehículos para cometer delitos", advirtió.
Señaló además que, una vez realizado este registro, se contaría con un plazo de seis meses para poner en marcha un programa de regularización para los vehículos que ya circulan en el País.
Bajo las reglas actuales, mencionó, las tasas de importación pueden ser de hasta el 50 por ciento del valor del vehículo, costo al que se suma el pago por concepto de IVA, ISAN y el derecho de trámite aduanero.