Whatsapp: El blanco de los hackers

Whatsapp: El blanco de los hackers


Whatsapp es la aplicación más utilizada por los usuarios de smartphones, tanto de Android como de iOS. Esta aplicación fue lanzada al mercado en el 2009 y en muy poco tiempo se convirtió en la preferida de los usuarios. Entre las razones que la han posicionado de esta forma, destacan: la facilidad para establecer conversaciones, la posibilidad de enviar archivos multimedia de forma simple y la garantía de mantener los datos seguros. 

Muchas aplicaciones con funciones similares han surgido, por ejemplo, destaca; Telegram, Line, Facebook, Messenger, WeChat, entre otros; pero ninguno se acerca ni siquiera de cerca a la popularidad de Whatsapp. Telegram es la segunda aplicación de mensajería instantánea que sigue más de cerca a Whatsapp. 

Telegram cuenta con 200 millones de usuarios, mientras que Whatsapp cuenta con la extraordinaria cifra de 1500 millones de usuarios. Sencillamente, Whatsapp no tiene competencia alguna en la actualidad.

Esta aplicación se ha convertido en el medio por excelencia a través del cual la gran mayoría de las personas del mundo se comunica diariamente. Esto la hace ser el blanco de interés de millones de personas que desean acceder a la información contenida en la aplicación. 

¿Por qué hackear Whatsapp?

Las razones por las que tantas personas quieren hackear o por lo menos espiar las conversaciones y los datos almacenados en aplicación de mensajería pueden ser muy diversas. 

Desde las motivaciones más bajas, como acceder a datos personales para obtener beneficios, hasta las más personales, como constatar si tu pareja es infiel, saber las relaciones que mantienen tus hijos o conocer de qué forma se refieren a una persona en específico en una conversación.

Pero por supuesto que la motivación esencial para querer acceder a las conversaciones que se dan por este medio, es que es en Whatsapp donde se lleva a cabo toda clase de relaciones formales e informales. Acceder a esta información es tener entrada directa y completa en la vida de una persona, sus intenciones, sus actividades y sus opiniones.

¿Cómo hackear Whatsapp?

Cómo hackear whatsapp es la pregunta que se están haciendo millones de personas alrededor del mundo. Desde el propio Whatsapp, se asegura que hackear o espiar conversaciones llevadas a cabo a través de esta mensajería de textos instantáneo es completamente imposible. La empresa sólo ha explicado que el método de codificación utilizado para cada mensaje enviado es indescifrable mediante un dispositivo diferente a los que se utilizan durante la conversación. 

Esta empresa ha gastado millones de dólares y ha contratado a los mejores especialistas en seguridad virtual para garantizar a sus usuarios que los datos enviados y recibidos mediante esta aplicación están completamente seguros. Esta campaña de Whatsapp ha tenido tanto impacto que la seguridad de la aplicación prácticamente se da por hecho y no representa ninguna preocupación para la gran mayoría de los usuarios de la misma. 

Sin embargo, recordemos que incluso el Código Enigma fue descifrado durante la Segunda Guerra Mundial; por lo tanto, hackear Whatsapp podría llegar a ser posible. Los esfuerzos por acceder a información cifrada por esta aplicación no han cesado y seguramente no lo harán hasta conseguirlo, si no lo han hecho ya.

Aunque se trate de una medida de control parental o recuperación de datos propios, el espionaje o el hackeo a whatsapp no parece ser un asunto sencillo. Sin embargo, algunas páginas y aplicaciones ofrecen el servicio de hackeo de esta aplicación de mensajería. Entre las posibilidades que ofrecen, destaca la opción de acceder a conversaciones, contactos, imágenes y mucho más

Los pasos para proceder con el hackeo de una cuenta de Whatsapp mediante un sitio web resulta realmente muy simple y no requiere de amplios conocimientos acerca de redes o móviles. Las instrucciones son las siguientes:

  • Ingresar en la plataforma

  • Poner el número telefónico de la cuenta de Whatsapp que se desea hackear, colocando el código del país.

  • Pulsar el botón de hackeo y esperar unos segundos para que se procesen los datos. 

  • Finalizado el proceso, se podrán observar ciertos datos como: número de contacto, cantidad de conversaciones, notas de voz, imágenes, videos y mucho más.

  • Para descargar el archivo que contiene la totalidad de los datos recopilados de la cuenta, es necesario que el usuario se suscriba a la plataforma para que le permita acceder al fichero correspondiente.

Desde la propia plataforma, se apunta a que este tipo de actividad puede ser delicada y que no debe ser utilizada, sino en casos extremos en los que se requiera información de terceros o propia. 

 

Aunque se pueda tener ciertas dudas de la veracidad de las garantías de este tipo de plataforma, vale la pena ahondar más acerca de las opciones que ofrecen. Si esta posibilidad es viable, se puede tener mucho más control sobre las comunicaciones de personas cercanas.