Origen del globo aerostático

Origen del globo aerostático


El globo aerostático fue inventado en 1782 por los hermanos Joseph y Jacques Montgolfier.

El primer diseño de globo aerostático estaba construido de una especie de papel, con un diseño algo rocambolesco en comparación con los globos aerostáticos actuales, en la búsqueda de volar en globo.

La idea del globo aerostático se les ocurrió delante de un fuego, al ver que el humo de la hoguera ascendía descubrieron que el aire caliente es más liviano, y por tanto tiende a subir, y si lo encierras ascenderá una estructura lo sufrientemente ligera. Descubrieron que un vuelo en globo era posible.

Los hermanos Montgolfier lo situaban justo encima de una pequeña estructura de fuego que al llenarlo de aire caliente lo hacía ascender verticalmente, este hecho es lo que conocemos hoy en día como el principio de Arquímedes, pero en vez de fluidos con el aire.

 

El 4 de junio de 1783 los hermanos Montgolfier realizaron una demostración pública de un vuelo en globo con un globo aerostático de diez metros de diámetro en un mercado francés.

Más de 130.000 personas quedaron anonadadas cuando en septiembre del mismo año en Versalles volvieron a volar en globo aerostático. Luis XVI, María Antonieta y la corte francesa presenciaron el momento. Un gallo, una oveja y un pato fueron sus tripulantes.

 

El primer vuelo en globo aerostático tripulado por humanos corrió a cargo de Jean-François Pilâtre de Rozier.

La primera vuelta al mundo en globo aerostático sin escalas culminó el 21 de marzo de 1999 con Bertrand Piccard y Brian Jones como tripulantes, tras recorrer 46.759 km durante 19 días, 21 horas y 55 minutos. El nombre del globo aerostático era el Breitling Orbiter III. Fué el primer vuelo en globo al mundo.

 

Desde sus orígenes, el vuelo en globo aerostático ha variado sensiblemente.

La historia del vuelo en globo aerostático desde sus orígenes hasta nuestros días ha variado poco. Solamente materiales más ligeros, y combustibles más efectivos, pero la esencia es la misma, vuelo en globo aerostático, con una barquilla y un quemador, y una vela que contiene el calor para permitir la elevación y poder así disfrutar de los paseos en globo aerostático.