Consejos para viajar de forma inteligente

Consejos para viajar de forma inteligente


 

Viajar de forma inteligente es optimizar tiempo, dinero y comodidad. Sacarle el máximo provecho a la visita y a la experiencia. A continuación te dejamos algunos consejos para que disfrutes tu viaje. 

 

1- Viajar en temporada baja.

Cuando el trabajo lo permite, es mejor viajar fuera de temporada vacacional. Los precios son más accesibles y hay mucho menos gente. Ojo, no todos los destinos tienen las mismas temporadas. La primavera y el otoño son excelentes momentos en la mayoría de los destinos.

 

2- El hotel a tu medida.

No siempre hay que buscar lo más barato. Hay que saber gastar el dinero y sacarle provecho. El hotel es quizá la decisión más importante es un viaje. Si visitan una ciudad asegúrense de que tenga una buena ubicación y de preferencia tenga desayunos y WiFi incluidos. Si visitan un destino de playa o descanso vale la pena invertir en un hotel que tenga buena calidad de instalaciones, playa y buenos servicios.

 

3Go Local.

Inclinarse hacia los productos locales es una decisión en extremo inteligente además de ecológica. Transportar productos de otros países o localidades siempre contamina y el precio lo pagará al final el visitante. Descubrir los vinos locales o los platillos de la región forma parte de la experiencia de viajar. Olvídense de las cadenas y visiten la cafetería local y los restaurantes clásicos de cada sitio.

 

4- Viaja ligero.

Cargar con una mochila o maleta tamaño industrial nunca es recomendado. Además de lo pesado que puede resultar hay muchos factores a tomar en cuenta.

Ten en cuenta el peso permitido por la aerolínea.

Si viajas en grupo habrá que acomodar esas maletas en el coche y muchas veces terminarán pagando a otro taxi para que lleve sólo las maletas.

Si van en ruta es poco práctico cargar con equipaje grande.Hay que llevar lo necesario y si es un viaje largo optar por lavar la ropa estando en ruta.

 

5- Haz la tarea.

La planeación es la mejor manera de ahorrar dinero y tiempo en un viaje. Mientras más conozcas tu destino antes de pisarlo más disfrutarás de la experiencia. Busca muchas opciones de hotel, decide antes de llegar los lugares que quieres visitar y ten siempre un plan B por si las cosas no suceden como lo planeaste.

 

6- Date un gusto.

Por lo menos una noche durante tu viaje, date un gusto y visita un buen restaurante. Arréglate, reserva y disfruta. Busca lugares que ofrezcan una experiencia culinaria única y déjate llevar. Los sabores también son un viaje.

 

7Souvenirs.

Un consejo es alejarse del típico recuerdo “Made in China” y buscar algo más original y especial. Algún diseñador local que ofrezca ropa que no encontrarás en ningún otro lugar. Artesanía hecha delante de tus ojos. Las posibilidades son muchas pero generalmente no están a primera vista.

 

8- No busques lo famoso, busca lo que te guste.

Es difícil resistirse a la foto en los lugares más famosos de las ciudades. Visitar museos conocidos o las plazas de las que hablan los libros. Pero en realidad viajar es una experiencia personal y tiene que ver con el gusto.

Si amas la comida enfócate en buscar restaurantes únicos y recomendados. Si amas el arte dedícale más tiempo a un museo que te guste o inscríbete a algún taller temporal. No tengas miedo de salirte del camino tradicional de los turistas y busca algo que sea especial para ti.

 

9- Usa cupones y descuentos.

Muchas atracciones, restaurantes e incluso hoteles tienen promociones y descuentos. Úsalos en caso de que te sean útiles. La mayoría de los museos ofrecen algún día de entrada libre al mes y todos tienen descuentos especiales para estudiantes, gente de la tercera edad, etc. Visita los sitios web de los lugares que quieres visitar e infórmate.

Muchas atracciones y hoteles cuentan también con mejores tarifas on-line por lo que conviene considerar comprar algunas entradas con anticipación y/o reservar tu habitación por internet.

 

10- Ser responsable.

Lo más importante creo yo es ser responsable al viajar. La mayor diferencia entre un viajero y un turista es que el primero suele ser generoso y el segundo egoísta. Me explico. El turista generalmente no es muy consciente del impacto que tiene su presencia en los lugares y trata de hacer todo como en casa. Total son unos días o unas horas las que pasa en la ciudad y no sabe si volverá alguna vez en su vida, así que qué más da si no se comporta a la altura. El viajero en cambio es más respetuoso y busca que su presencia sea de ayuda.