Beneficios de leer

Beneficios de leer


Lo mejor de disfrutar de una buena lectura es que, de forma inconsciente, nos aporta grandes beneficios y convierte al lector habitual en un ser con mejores habilidades comunicativas. Si te gusta leer, estas son algunas de las ventajas de las que puedes disfrutar:

 

Mejor vocabulario

Con la lectura se enriquece el vocabulario, es uno de los aspectos de la lectura que más se conocen. Leer a diario nos permite establecer una conexión entre las palabras que empleamos oralmente y las que leemos. Cuanto más leamos, más vocabulario conoceremos, en especial si variamos el género literario

 

Mejor ortografía

Otro de los beneficios de leer más conocidos. Leer nos hace escribir mejor; es mucho más útil que memorizar una cantidad ingente de reglas ortográficas. Cuanto más veamos una palabra escrita, más fácilmente recordaremos cómo se escribe.

 

Mayor inteligencia emocional

Leer nos permite empatizar con personajes muy dispares, a los que seguimos durante sus aventuras. Muchos nos hacen experimentar sentimientos que ya conocíamos, y eso nos hace ponernos en su lugar. Evidentemente, este ejercicio lo aplicaremos a la vida real con más frecuencia si tenemos por costumbre leer a menudo.

Conocimiento del mundo y cultura general

Esto se cumple independientemente de si estamos leyendo una crónica o un relato de ficción. Hasta las lecturas más fantásticas constan de leyendas, historias, u otro tipo de relatos que existen en nuestro mundo. Leyendo podremos tener acceso a multitud de datos útiles o simplemente curiosos.

 

Disminuye el estrés

Tomarnos un descanso de nuestras obligaciones (y, sobre todo, de nuestras preocupaciones) para leer a diario es muy beneficioso. No solo estamos dedicando ese momento a nosotros mismos, sino que también estamos aplicando nuestra concentración a algo que atrapa la mente. Si estamos concentrados en lo que ocurre en el libro perderemos interés, al menos por un rato, en nuestros quehaceres.

 

Alimenta la creatividad y la imaginación

La lectura puede ser una actividad muy lúdica y entretenida, sobre todo si nos decantamos por novelas y ciencia ficción. Estas lecturas son como si creáramos una película en nuestro cerebro. Y ahí damos forma a los personajes, recreamos las situaciones y nos emocionamos con la trama.      La imaginación también es una capacidad que se puede trabajar y la lectura es una de las mejores maneras de hacerla crecer y ponerla en práctica.

 

Pensamiento crítico

Cuanto más leamos, más problemas nos encontraremos (en la ficción, por supuesto). Esto nos permitirá posicionarnos frente al conflicto, ya que pocas personas eligen no formarse una opinión propia sobre este. Asimismo, durante la lectura, los personajes irán informándonos de sus pensamientos sobre el problema, y esto nos permitirá posicionarnos a favor o en contra de lo que dicen, e incluso cambiar de opinión.