Ana Frank: 90 años de su nacimiento

Ana Frank: 90 años de su nacimiento


 

Annelies Marie Frank nació un 12 de junio de 1929 en Frankfurt, Alemania y murió en el campo de concentración nazi de Bergen Belsen, víctima de una epidemia de tifus en marzo de 1945.

Era una joven de origen judío, la segunda hija de Otto Heinrich y su mujer Edith Hollander, tenía una hermana mayor, Margot Betti Frank. Junto con su familia, tuvo que abandonar Alemania y mudarse a Amsterdam, huyendo de los nazis.

Para su cumpleaños número 13 le regalaron un diario, al que bautizó como “Kitty” en donde sus palabras se convirtieron no solo en un fiel reflejo de sus emociones y miedos sino también de una de las historias más oscuras de la humanidad.

Cuando Otto Frank fue convocado por los nazis en el primer semestre de 1942, al igual que el resto de los judíos varones para ser deportado a un campo de trabajo, él decidió no concurrir y el 9 de julio de ese año se escondió junto a su familia en el "anexo" de una vivienda al que se podía acceder tras una biblioteca, y al que Ana llamaba "La casa de atrás".  Ahí vivían ocho personas: sus padres, Otto y Edith Frank; ella y su hermana Margot; el señor Dussel, un dentista judío cuyo nombre real era Fritz Pfeffer, y el señor y la señora van Daan con su hijo Peter.

Durante aquellos años de encierro Ana escribió su diario, en el que describía su miedo a vivir escondida durante años, sus nacientes sentimientos por Peter, los conflictos con sus padres, y su vocación de escritora.

Allí vivieron durante la ocupación alemana, desde el 9 de julio de 1942 hasta el 4 de agosto de 1944. Fue en esa fecha cuando un holandés colaboracionista de los nazis denunció que se escondían judíos en un lugar viejo del Prisengracht. Luego de esto los ocho habitantes del anexo fueron detenidos y días después deportados a diversos campos de exterminio.

Ana fue enviada al campo de concentración nazi de Auschwitz el 2 de septiembre de 1944 y más tarde, al campo de concentración de Bergen Belsen, donde murió de tifus el 12 de febrero de 1945 Margot y Edith Frank, la familia van Pels y Fritz Pfeffer tampoco sobrevivieron a los campos de concentración nazis.

Otto, padre de Ana, fue el único sobreviviente de las personas que se ocultaban en el refugio del ático y logró recuperar las palabras de la joven, gracias a Miep Gies y Bep Voskuijil, quienes los habían ayudado a esconderse en Amsterdam. Fueron ellas quienes guardaron el diario de Ana ante los nazis.

Siguiendo los deseos de su hija, Otto logró que el libro fuera publicado por primera vez en 1947, con 3 mil ejemplares, bajo el título “La casa de atrás” (Het Achterhuis) el nombre del escondite que no pudo salvarle la vida a Ana, pero que desde ese entonces la convirtió en escritora ante toda la humanidad.