5 obras majestuosas de William Shakespeare

5 obras majestuosas de William Shakespeare


Poeta y dramaturgo, nació el 23 de abril de 1564, en Stratford-upon-Avon, Reino Unido y murió el 23 de abril de 1616 en Stratford-upon-Avon, Reino Unido

Es el dramaturgo de lengua inglesa más grande de todos los tiempos, es el creador de un cuerpo literario que expresó maravillosamente el temperamento humano. A continuación te dejamos 5 de sus obras más conocidas. 

 

 

Romeo y Julieta (1597)

La historia transcurre en Verona, es una obra sobre la tragedia de amor entre Romeo Montesco y Julieta Capuleto, en la que su idilio es inaceptable, debido a la rivalidad de sus familias.

Esta romántica historia de amor y tragedia se ha convertido en todo un hito en la historia del teatro y de la literatura, en general. Hoy en día se ha convertido en todo un símbolo del amor en la juventud y de las emociones descontroladas a las que nos pueden llevar los sentimientos amorosos. En la actualidad, sigue siendo una obra a la que muchísimos directores acuden a ella para darle un nuevo enfoque.

 

El mercader de Venecia (1600)

Mundialmente conocida y, también, adaptada para la gran pantalla. Esta es otra de las obras imprescindibles del autor británico y que nos sitúa en la ciudad italiana de Venecia, con una historia exótica y llena de giros sorprendentes.Comedia en la que relató la historia de un comerciante que pide un préstamo a un usurero judío. En ella se reflexiona sobre la justicia y el riesgo.

 

Hamlet (1603)

Esta historia transcurre en Dinamarca y narra el conflicto de Hamlet, al enterarse de los motivos de la muerte de su padre. Una de las obras más influyentes de la literatura inglesa y se jacta de ser una de las que más veces se han adaptado ya que, solo en el cine, cuenta con 60 versiones distintas. 

 

Otelo (1622)

La historia original del moro de Venecia, de GianbattistaGiraldi Cinthio (1565), sirvió a William Shakespeare para crear Otelo, la única de sus "grandes tragedias" basada en una obra de ficción. Contraviniendo la imagen isabelina del "moro", Shakespeare invierte los papeles de los protagonistas y otorga al moro Otelo el carácter de hombre noble y aristocrático, mientras que reserva para el italiano Yago la perversidad y la hipocresía, desarrollando en él uno de los estudios más profundos del mal. Otelo se presenta como la tragedia de la incomprensión, en la que luchan el amor puro, la pasión, el orgullo, los celos, la venganza, y en la que al final, el protagonista, como un auténtico héroe trágico, consciente de su degradación y de su pérdida, escribe su propio epitafio, con la angustia del héroe destrozado.

 

 

Macbeth (1623)

Fue escrita en el 1606 aunque su publicación no fue hasta casi dos décadas más tarde (1623). Se trata de una elaborada historia que nos habla del crimen y del castigo con elementos fantásticos y sobrenaturales que le aportan un toque único a esta pieza teatral. Aquí conoceremos a Macbeth, un hombre que asesinará al rey con el objetivo de convertirse, él mismo, en el nuevo monarca. Las ansias de poder y su gran ambición marcarán el destino cruel de Macbeth que tendrá una vida repleta de tragedia y desgracias.