Futbol y TLCAN
COLUMNA | 2017-10-12 | Luis A. Vargas Torres
El cuerpo hace lo que quiere, yo no soy mi cuerpo, soy mi mente.- Rita Levi Montalcini. Premio Nobel de Neurobiología 1986.-
Ayer pudimos observar el juego de México- Honduras, un juego que en el papel hacía favorito a México como lo vimos desde un inicio, un Honduras que a decir de los comentaristas y críticos era el peor equipo de muchas décadas.
Se puso interesante por la combinación de resultados de los demás contendientes del hexagonal, México ya iba calificado, por lo que se podía dar el lujo de jugar a medio gas, para evitar un lesionado, sin embargo los catrachos por fuerza debían de ganar, el empate no les servía. ¡y gulp…que ganan!.
Esto queridos lectores se da a un tris de que el TLCAN sea cancelado por los estadunidenses, ya lo había adelantado el Secretario de Economía, Ildefonso Guajardo Villarreal, que existía un 50% que se acabara el tratado.
El primer ministro francés Justin Pierre Trudeau ya se entrevistó con Trump y viene a México a darle la estocada, argumentando que son nuestros amigos, pero negocios son negocios. Al parecer harán un tratado bilateral con Estados Unidos sin México.
Ya el Secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray Casso, había dicho que México estaba preparado para abandonar el tratado si Trump continuaba de imprudente, y hace días Ildefonso Guajardo dijo que si EU abandonaba el tratado se acabaría la cooperación en materia de migración y Seguridad Nacional.
Dicho en términos llanos México ya no hará el trabajo sucio con los migrantes centroamericanos o sudamericanos, dejaremos de ser su patito feo en materia de seguridad nacional, no les cubriremos la retaguardia contra el terrorismo y no esperaremos a ser certificados como país que coopera en la lucha contra las drogas.
México dejará de comprarle armamento obsoleto y podrá hacerlo con Rusia u otros países fuera de la órbita gabacha, asimismo ya no será un apéndice o patio trasero de gringolandia.
Canadá ha sido altamente beneficiado por los gobiernos al entregarles nuestra minería, por eso Trudeau viene como manso cordero a fingir amistad, clavando el puñal por la espalda a nuestro pueblo para proteger sus intereses.
Aunque digan los negociadores mexicanos que no pasará nada, sí pasará, México es altamente dependiente de las exportaciones a EU de productos de alta manufactura y asimismo de la industria automotriz, qué decir del petróleo.
Lo que vimos ayer fue una represalia futbolera contra las aspiraciones de la selección norteamericana para calificar, quedando eliminados feamente por la derrota mexicana. Honduras donará media taquilla de lo recaudado para los damnificados nacionales.
Las consecuencias para la Federación Americana son de pronóstico reservado, dejarán de percibir millonarios ingresos las cadenas de televisión, agencias de publicidad y el retraso por 8 años del avance de la liga MLS, esa fue una reprimenda a la soberbia de TRUMP.
Se pondrá fea la situación, dependemos de granos y productos del campo americano que deberá negociarse con Argentina, Brasil u otras regiones del cono sur, pero si a los gabachos se les ocurre poner un embargo al petróleo crudo y subir el arancel a las gasolinas, dudo que estemos preparados con un plan B.
Se bronquearon con Maduro, que ya debería estarnos vendiendo gasolina barata como lo hace con Centroamérica, que sin ser productores gozan de mejores precios gracias a Venezuela.
Entregaron todo en bandeja oro, petróleo, plata, playas, bosques, tierras a los extranjeros, ahora para qué nos quieren. Nos hicieron una guerra estúpida para vendernos sus armas, se nos resquebrajan nuestras instituciones.
Ahora a empezar de nuevo, para ello se requiere unidad nacional, la naturaleza ya nos la brindó. El gobierno tiene la palabra, lo único que se requiere se llama congruencia y sentido común. Algo difícil pero la esperanza no acaba, nuestra raza es grandiosa.