Acuerdan Fatah y Hamas reconciliación
INTERNACIONAL | 2017-10-12 | Agencias
El Cairo, Egipto.- Las facciones palestinas Hamas y Fatah alcanzaron el jueves un acuerdo de reconciliación política, después de que el grupo islamista aceptó entregar el control administrativo de la Franja de Gaza, enclave que ha controlado por más de una década.
El jefe de Hamas, Ismail Haniyeh, anunció el acuerdo mediado por Egipto en un comunicado donde no señaló mayores detalles sobre el pacto, el cual se prevé que cubra asuntos administrativos, de seguridad y fronterizos en la Franja de Gaza.
El partido Fatah, una facción secular, perdió el control de la Franja de Gaza ante Hamas, considerado como un grupo terrorista por Occidente e Israel, durante una breve guerra civil en 2007.
Sin embargo, el mes pasado Hamas accedió a ceder el control de la zona al Gobierno del Presidente palestino, Mahmoud Abbas, respaldado por Fatah.
"El Presidente recibe con beneplácito el acuerdo alcanzado en El Cairo entre las delegaciones de Fatah y Hamas e instruyó a la delegación de Fatah que firme inmediatamente el acuerdo", indicó un funcionario del despacho de Abbas.
Egipto ha ayudado a mediar varios intentos de reconciliación entre ambos movimientos para formar un Gobierno de unidad que comparta el poder en Gaza y Cisjordania, donde tienen su sede Abbas y la Autoridad Palestina.
En 2014, Hamas y Fatah acordaron formar un Gobierno de reconciliación nacional, pero pese al pacto, el Gobierno de Hamas siguió con el control de Gaza.
"Felicitamos a nuestro pueblo palestino por el acuerdo de reconciliación alcanzado en El Cairo. Hacemos todos los esfuerzos posibles para implementarlo a fin de comenzar un nuevo capítulo en la historia de nuestro pueblo", señaló Hazem Qassem, vocero de Hamas.
El grupo islamista aceptó entregar los poderes administrativos en Gaza al Gobierno respaldado por Fatah el mes pasado.
La decisión fue un importante cambio de postura por parte de Hamas y se debió en cierta manera a los temores de un posible aislamiento político y financiero, después de que su principal donante, Qatar, sufrió una grave disputa diplomática en el Golfo Pérsico.