Apuestan Peña y Trudeau por diálogo, no por amagos
NACIONAL | 2017-10-12 | Agencias
Ciudad de México.- El presidente de México, Enrique Peña Nieto, y el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, aseguraron que, en la renegociación del tratado de libre comercio de América del Norte, buscarán que ésta sea exitosa en las mesas, y no a partir de amagos hechos fuera de ellas.
En conferencia conjunta en palacio nacional, el mandatario canadiense afirmó que desde que entró en vigor el acuerdo comercial la relación entre México y Canadá ha sido más estrecha.
Aseguró que él y el presidente Peña confían en que se podrá establecer un marco justo y que beneficie a los tres países.
"Seguimos trabajando en pro de nuestro objetivo común de tener una situación de ganancia para todos, justa y beneficiosa para las tres partes involucradas.
"El presidente Peña Nieto y yo confiamos que junto con nuestros socios de Estados Unidos seremos capaces de establecer un marco que beneficie de manera real y significativa a nuestros ciudadanos, un marco que traiga comida a la mesa de nuestros ciudadanos y fortalezca nuestras comunidades", dijo Trudeau.
En su mensaje, Peña Nieto agradeció a Canadá sus muestras solidarias hacia México tras los sismos de septiembre.
En respuesta, Trudeau recordó el apoyo de México a su país durante los incendios forestales del verano pasado.
Ambos coincidieron en que la visita de Estado fortalece la relación bilateral entras las naciones y estrecha sus vínculos.
Trudeau visita el país un día después de haber estado en Washington, DC, donde respaldó el TLC e hizo votos por una renegociación justa.
Sin embargo, en los últimos días la posición estadounidense en la renegociación ha sido ambigua, tanto por las declaraciones del presidente Donald Trump, quien ha insistido en un acuerdo bilateral con Canadá, como por la propuesta de una cláusula de expiración del tratado cada cinco años.
En este contexto, el gobierno de México ha intensificado su postura al advertir que si es necesario, se levantará de la mesa antes de aceptar cuestiones que sean ajenas a los intereses del país.
Trudeau arribó a palacio nacional luego de reunirse con representantes de organizaciones de la sociedad civil mexicanas, a quienes según los asistentes, pidió un diagnóstico del país y preguntó de qué manera podía ayudar Canadá.
Antes, visitó el centro de acopio de la cruz roja mexicana, donde ayudó a empacar víveres para los afectados por el sismo del pasado 19 de septiembre.
Por la mañana, Trudeau acudió al altar de la patria en el bosque de Chapultepec, donde depositó una ofrenda floral, como dicta del protocolo en las visitas de jefes de estado.
Trudeau viaja acompañado por su esposa, Sophie Grégoire Trudeau, y por los ministros de asuntos exteriores, Chrystia Freeland, y de comercio, François-Phillippe Champagne.