Turismo, la alternativa
COLUMNA | 2017-10-12 | Javier Terrazas
El turismo como actividad económica en Tamaulipas tiene gran potencial, pero requiere de una estrategia integral muy sólida para su consolidación.
Disponemos de recursos naturales valiosos, pero se requiere de fortalecer la infraestructura de comunicaciones, la propia del turismo y los blindajes de seguridad.
Hace algunos años, Josep Chías, uno de los mejores expertos de España en Marketing Turístico, realizó un estudio de fondo en Tamaulipas.
Y en él se documenta todo ese potencial en los diversos segmentos, así como los requerimientos que necesita cada uno de los destinos o sitios para su aprovechamiento.
Solo por citar algunos, los 430 kilómetros de litoral en el Golfo de México, desde la desembocadura del río Bravo al Pánuco.
Los 370 kilómetros de frontera con Texas, propicios para el turismo de negocios, médico, cinegético, cultural y pesca deportiva, entre otros.
A ellos hay que agregar el turismo ecológico, científico, de convenciones, pueblos mágicos, senderismo, montaña, lagunas, presas, cascadas y ríos entre otros.
La ubicación geográfica y la interacción con el noreste del país y el este de los Estados Unidos, dan para un desarrollo más intenso del sector turismo en Tamaulipas.
De ahí la importancia que a la Secretaría de Turismo del Gobierno del Estado, elevada a ese rango en ésta administración, se le dote de los recursos materiales y humanos para elevar la visión, retomar la estrategia e impulsar de manera consistente el desarrollo turístico.
El día de ayer, acudió al Congreso del Estado para comparecer ante la Comisión de Turismo, la secretaria de ere ramo, María Isabel Gómez Castro, quien hizo un recuento estadístico de afluencia y derrama.
Según sus cifras visitaron la entidad casi 6.5 millones de turistas (72% más que en 2016) y gastaron 3 mil millones de pesos.
Sin embargo, no fue muy explícita en definir cuál fue la estrategia para ese repunte, en un entorno muy similar al de los años recientes.
Aunque hizo referencia a la instalación del Consejo Consultivo Estatal de Turismo y los convenios realizados con el Consejo de Promoción Turística de México y el FONART, así como capacitación a prestadores de servicios, no hubo crecimiento en infraestructura hotelera o nuevos desarrollos.
Esta Secretaría, es de las que mayores dividendos puede dejar a Tamaulipas si se afina la estrategia para desarrollar infraestructura y aprovechar el potencial.
Ayer en la comparecencia, María Isabel recibió algunas críticas constructivas, propuestas interesantes y preguntas específicas, que debe tomar en cuenta para enmendar errores, rectificar camino y apretar el paso con más tino.
Y en ese quehacer, tiene que ir de la mano con los empresarios del sector turístico, las instituciones de educación superior con carreras afines, con los Ayuntamientos, con la Federación, Legisladores, con las agrupaciones de cada uno de los segmentos.
Además de rodearse, recuperar, rescatar y reclutar a la gente valiosa que tiene esta actividad económica en sus áreas pública y privada.
Las apreciaciones que hizo la Diputada Mónica González García en el posicionamiento en el Congreso, son valiosas y merecen no solo respuestas, sino ser tomadas en cuenta.
Y tienen que ver con el destino del impuesto del 2% al hospedaje, la visión estatal del turismo, la gestión presupuestal, coordinación con municipios, alineación campañas regionales, aprovechamiento de los recursos humanos del sector público, entre otros.
Desarrollar más al sector y capitalizar la vocación, requiere de una estrategia integral, que debe partir del impulso de una cultura turística, en donde a la naturaleza se la suma el recurso humano calificado para darle la sustentabilidad económica, social y ecológica.