Puerta abierta a independientes
COLUMNA | 2017-10-11 | Raúl Terrazas Barraza
Aunque no habrá muchos en la elección de este año, los que quieran ser candidatos independientes ya pueden conocer las bases a las que deben sujetarse para competir.
No es un asunto que se estrena por mandato de las Leyes Electorales, pero, sí de los más demandados en el pasado, incluso, llegó a pensarse que nada sería mejor para la democracia mexicana que candidaturas de este tipo, cuándo, en realidad solo alcanzó para una gubernatura, la de Nuevo León.
La intención de Jaime Rodríguez Calderón, el mandatario de la vecina entidad, era en el 2015 comenzar a trabajar para sacar a los partidos políticos de Los Pinos, convencido de que la gente está harta de esas instituciones.
Por lo pronto, la convocatoria y los lineamientos para las candidaturas independientes a las 43 presidencias municipales de la entidad, fueron dados a conocer por el Consejo General Electoral del IETAM, tras la votación de acuerdo de rigor entre quienes conforman el órgano colegiado que organiza la llamada elección concurrente estatal con la federal del 2018.
Para cumplir con lo previsto en la Ley de las candidaturas independientes, no se dejaron cabos sueltos, porque se tomaron en cuenta las experiencias del 2016, en especial lo relativo a los tiempos, para que la entrega de los soportes requeridos para ese tipo de prospectos, no se convierta en un factor de presión para quienes deben de entregar el dictamen sobre la petición de los ciudadanos.
En una palabra, según el énfasis que puso la Consejera Tania Contreras López, se da mayor certeza a cada parte del proceso inherente a la candidatura independiente, de tal forma que, no hay espacio para conjeturas, dudas o apreciaciones personales.
Se trata de criterios bien estudiados e incorporados en base a una interpretación jurídica puntual de los requisitos para la integración de los cabildos, los tiempos para la separación de funciones de quienes desempeñan alguna actividad que choca con la naturaleza de las candidaturas.
Según el documento que regula a los independientes, la inscripción comienza este jueves y termina el 15 de diciembre, por tanto, el Consejo General Electoral tiene del día siguiente al siete de enero para determinar quiénes cumplieron con los requisitos y podrán registrarse para buscar laguna presidencia municipal de la entidad.
El plazo para generar los soportes ciudadanos es del ocho de enero al seis de febrero del año venidero y se podrán usar algunos adelantos tecnológicos como las aplicaciones móviles aprobados por el INE para captar la información y no aplicará en zonas de los municipios en los que la tecnología tenga problemas.
La revisión de los documentos concluirá el 31 de marzo y del primero al cinco de abril se expedirán las declaratorias de registro y después de eso se podrán dar de alta como candidatos ante el Consejo General Electoral del IETAM vía la oficialía de partes y su aprobación será entre el 11 y el 20 de ese mismo mes.
Si hubiese la creencia de que las candidaturas independientes son la panacea de la política en este momento, sólo hay que voltear a ver el desánimo con el que anda el protagonista número uno de este tipo de participación electoral, Rodríguez Calderón, quien, de arranque se ha tenido que tragar sus palabras ya que, cuando participaba como candidato a Gobernador de Nuevo León gritó a los cuatro vientos que sería gobernador los seis años, cosa que ya no cumplió y que le baja puntos en el escenario nacional.
Hubiese sido más fácil que desde un principio les dijera a los nuevoleoneses que estaba de paso en el Palacio de Gobierno de la capital, Monterrey, porque su gran objetivo era ser candidato independiente a la Presidencia de la República, como lo afirmó en el 2014, cuando se conocieron las Reformas Políticas que abrieron la puerta a ese tipo de candidaturas.
En torno a las alcaldías quizá los que ya las buscaron el año pasado, puedan repetir, porque ya hicieron camino y como la tercera es la vencida, la segunda es una opción demasiado válida, el asunto es que, los hay como el empresario matamorense, Jesús Roberto Guerra Velazco que a lo mejor ya no quiere meterse en líos de política, porque las condiciones son más difíciles.
Tampoco podría ser el caso de José Ramón Gómez Leal, que la buscó por Reynosa y para quién, las condiciones dieron un giro de 360 grados.
En esta capital, el doctor Xicoténcatl González Uresti, aunque respalda al gobernador de Nuevo León como independiente para la Presidencia de la República, es seguro que no dejará la Dirección del Hospital General de Victoria para incursionar de nuevo como candidato.
Lo relevante es que las reglas del juego están a la vista de todos los ciudadanos, con la advertencia de que, hay factores que, no pueden pasarse por alto para decidir si se le entra o no a las candidaturas independientes, en especial, la posibilidad de reelección establecida en las Leyes Electorales para el proceso eleccionario que está en vigor.
Sin querer, los dos factores que fueron muy peleados por los ciudadanos para fortalecer la democracia en el país, ahora se enfrentan en el escenario político y uno puede limitar al otro.
Desde luego, habrá cosas que se nos antojas experimentales, como el hecho de que, los alcaldes que llegaron por la vía independiente en las elecciones del año pasado, puedan ser reelectos en las votaciones de julio venidero, lo que equivaldría a una carambola de tres bandas.
La puerta está abierta para los candidatos independientes a las presidencias municipales y, como siempre sucede, las cosas más deseadas y más peleadas son aquellas que no se tienen, pero, cuando se logran se convierten en elementos que se pasan por alto, pierden interés o de forma simple, se pasan por alto.
Lo que no se tiene es lo que se quiere y cuando se tiene ya no se quiere con la misma efervescencia, porque ya está allí y ya no es deseado, es lo que sucederá con las candidaturas independientes y con la reelección.