Urgen en EU indagar abusos en México
INTERNACIONAL | 2017-09-13 | Agencias
Washington, EU.- Grupos de derechos humanos quieren que el Departamento de Estado indague a la Policía mexicana, los jefes policiales y de espionaje de China y Medio Oriente, a un oligarca ucraniano y hasta a un ex Presidente panameño bajo una ley estadounidense diseñada para frenar los abusos a los derechos humanos y la corrupción en todo el mundo.
Una coalición de 23 grupos de derechos humanos presentó el miércoles una lista de 15 casos al Departamento de Estado y al Departamento de Tesoro de Estados Unidos instándolos a indagar bajo la autoridad de la Ley Magnitsky Global.
La ley, firmada por Obama en 2016, amplía la jurisdicción de una norma de 2012 que congeló los activos de un puñado de funcionarios rusos y les prohibió viajar a Estados Unidos por sus vínculos con la muerte de un espía, Sergey Magnitsky.
Así, los grupos eligieron 15 casos en los que hubo tortura, desaparición forzada, asesinato, agresiones sexuales, extorsión y soborno por parte de autoridades en varios rincones del mundo para que sean indagados y sancionados.
Entre ellos figuran los jefes de Policía, fiscales y jefes de los servicios de seguridad de Bahrein, China, Egipto, Arabia Saudita, México y países de Asia Central donde los presos fueron torturados, ejecutados o muertos bajo custodia de las autoridades.
"Los casos que hemos elegido vienen de todas las regiones del mundo, e incluyen horribles historias", señala la coalición en una carta al Secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, y el Secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.
La información de los grupos proviene de informes de primera mano de víctimas y sus abogados, de artículos de periodismo de investigación e informes de organizaciones no gubernamentales (ONG).
Los documentos presentados por la coalición se harán públicos.
Entre los casos que se señalan en los documentos y que recoge la agencia Reuters está el del Viceministro chino de Seguridad Pública Fu Zhenghua y el Secretario municipal de Seguridad Pública de Beijing, el subjefe Tao Jing.
Los grupos acusan a los dos funcionarios de "responsabilidad de mando" por las acciones de las fuerzas bajo su control en la tortura y la muerte en 2014 de la activista de derechos humanos Cao Shunli.
La abogada de Cao dijo que se le negó el tratamiento médico hasta que estuvo gravemente enferma, lo que el gobierno chino niega.
Dmitry Firtash, un oligarca ucraniano acusado por un tribunal estadounidense en 2013 de sobornos y otros cargos, también está en la lista.
Lanny Davis, abogado de Firtash, indicó en un comunicado que las acusaciones son falsas y que las sanciones no pueden ser justificadas.
Otro objetivo es el ex Presidente panameño Ricardo Martinelli, quien está encarcelado en Florida con petición de extradición a Panamá acusado de llevar a cabo una vigilancia ilegal y de robar fondos estatales mientras estaba en el cargo.
Martinelli ha negado repetidamente los cargos.