Terapia psicológica a hombres que generan violencia familiar
LOCAL | 2017-09-12 | Armando Castillo
Para disminuir la violencia en contra de las mujeres, el DIF Tamaulipas, en coordinación con el Supremo Tribunal de Justicia, se encuentran impulsando un programa de atención que implica ofrecer asistencia a grupos de hombres violentos, con lo cual se espera que este tipo de agresiones en contra de las féminas disminuya, señaló Omeheira López Reyna.
“Estamos de acuerdo con el Poder Judicial de recibir a hombres bajo investigación por violencia, y se conformó un grupo de hombres violentos para que a través de este grupo de terapia psicológica puedan entrar a un nuevo sistema e ir disminuyendo la violencia, el sistema estatal da la asistencia y estamos manejando cursos de manejo de emociones”, señaló.
La directora general del Sistema DIF Tamaulipas dijo que en este sentido “los jueces que tienen las convivencias familiares le piden al Sistema Estatal DIF que a través de nuestra Dirección de Familia y Mujeres, otorguemos el apoyo psicológico y brindemos atención a hombres bajo un procedimiento judicial y tendrán que asistir a estos cursos”.
El nivel de la violencia están los tres niveles socioeconómicos, y que no es la situación económica una garantía para decir que en el nivel alto no hay violencia.
“Hay una violencia muchas veces mayor, el nivel bajo hay violencia por carencia económica, y cuando hay un poder económico”.
Ante el DIF se acercan mujeres a solicitar apoyo jurídico y que en esta Institución tienen dos albergues en los cuales dan atención a las familias, “la capacidad casi siempre está en su totalidad, y no solamente son para Victoria, sino para municipios de sus alrededores”, aclaró.
Aceptó que hay un problema fuerte de violencia en familias por lo que reciben a la madre y niños.
El Sistema Estatal está dándole albergue, alimentación y terapia, también apoyan a mujeres, que si la medida de protección fue emitida por el Ministerio Público, es permitir que la mujer salga del refugio con un empleo.
En muchas ocasiones las mujeres son reincidentes porque viven en un círculo de violencia y no es tan fácil romper el círculo, tienen que llevar muchas sesiones, es un tema de cultura que está muy arraigada en el estado, la tenemos que romper, es trabajando la prevención y educación, concluyó.