Señala CIEP falta de visión en Paquete 2018
NACIONAL | 2017-09-12 | Agencias
CDMX.- El paquete económico 2018 carece de visión a largo plazo y no implica consolidación financiera, señaló el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).
Tras los primeros análisis del documento del proyecto de presupuesto económico para 2018, investigadores del CIEP señalaron que a pesar de los esfuerzos por evitar el incremento del gasto y la deuda, aún no es posible afirmar que se haya logrado la consolidación de las finanzas públicas, uno de los grandes objetivos de la actual Administración.
"No podemos hablar de unas finanzas públicas consolidadas", afirmó Héctor Juan Villareal Páez, director general del Centro, durante la presentación en la que dio a conocer sus análisis del paquete económico.
De acuerdo con los investigadores, una falla importante del paquete es su visión de corto plazo, que podrá lograr objetivos para el final de la Administración, pero que hereda problemáticas fiscales y deja pocos recursos para la planeación de políticas públicas.
"Lo que vemos es un paquete con una visión de corto plazo. Que una de las primeras cosas que sale a relucir es que para el siguiente Gobierno, sea del color que sea, se le está entregando el sistema fiscal mexicano en una situación con frágil, complicada, con muchas presiones, con muchas decisiones en puerta muy difíciles", señaló Villarreal.
En cuanto a la deuda y el logro de los objetivos de iniciar una trayectoria descendente de su medida más amplia, la cual se espera sea de 47.3 puntos del PIB en 2018, el CIEP indicó que esto no ha sido un esfuerzo dirigido sino que se ha visto favorecido por variables externas, como las fluctuaciones del tipo de cambio que permitieron que el Banco Central entregara recursos a Hacienda, situación que es eventual.
Además, explicaron que durante 2018 el costo financiero de la deuda (intereses y comisiones), ascenderá a 2.9 puntos del PIB, con lo que alcanzaría su máximo histórico.
Por el lado de los ingresos tributarios, los investigadores explicaron que la reforma fiscal, una de las banderas de este sexenio, ya no seguirá aportando recursos adicionales, por lo que las autoridades deberán buscar otras alternativas para generar ingresos.
De acuerdo con la información presentada en el documento de Hacienda, los ingresos presupuestarios se mantendrán en un nivel muy similar al de 2017, al pasar de 22.9 puntos del PIB de ese año, a 23 puntos en 2018.
"La reforma hacendaria ya dio lo que tenía que dar", señalaron en su presentación.
De acuerdo con el CIEP, si bien los beneficios de la reforma ya alcanzaron un nivel estable, aún hay espacios tributarios, como el IVA, a través de los cuáles se puede lograr un mejor nivel de recaudación.
En cuanto a los egresos, indicaron que la presión que ejercen los gastos ineludibles, que incluyen costo financiero, participaciones a entidades y pago de pensiones, han dejado sin margen de maniobra a la Administración, por lo que el siguiente Gobierno enfrentará una situación complicada para comenzar a cumplir promesas de campaña.
Además, explicaron que el incremento en gasto público de 2.2 por ciento propuesto en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2018 no alcanza a compensar el efecto inflacionario ni podrá satisfacer el aumento poblacional.
Los investigadores señalaron que es necesario comenzar a formular un nuevo pacto fiscal, que mejore la recaudación y logre unas finanzas públicas que estén verdaderamente dirigidas por objetivos y no por inercia.
Además, como resultado del análisis, señalaron que los supuestos de Hacienda en cuanto a crecimiento económico para años subsecuentes, si bien son cifras razonables, el documento no explica con claridad cómo se logrará ese mayor crecimiento, algo que sería necesario detallar.