Diálogos en Claroscuro
LOCAL | VICTORIA | 2017-08-12 | Alejandro de Anda
“Gracias al futbol, un país pequeño puede ser grande” Roger Milla. Futbolista camerunés.
APUNTES. Por asociación de ideas. Evocar nombres como Guillermo Araya, Diego Malta, la ‘Rana’ González’, la ‘Muga’ Medrano, Sambulá, Richardson Smith, René Mendieta, el gallo Jáuregui, Carlos Miloc.
Siendo -o no- aficionado al deporte de mayor arraigo en el país, los antes enlistados simbolizan junto a muchos más, el arraigo tamaulipeco y de su afición a las batallas futbolísticas que dan gloria con los colores del Club Correcaminos, desde 1980.
El futbol. Una actividad lúdica y festiva enmarcada en la práctica deportiva del balompié.
Es el fenómeno social -el futbol- que interactúa con las masas, como un instrumento de integración regional y nacional.
Que bajo las reglas de lo imprevisible, llena de entusiasmo o de ira a la fanaticada. Contrastes de colores, de emociones, de calor, de plasticidad; que sumados esos y otros factores, son el aporte que permite unir voces y familias enteras en relación a la pertenencia y restablecimiento del tejido social.
El Club de Futbol Correcaminos UAT, nació al resguardo universitario de la Máxima Casa de Estudios y se hizo parte de la algarabía capitalina y tamaulipeca.
La fiesta en torno a los jugadores en cada partido, hizo que la afición mitificara a sus once héroes que se encontraban en la arena, dispuestos a sacrificar su físico en aras de acercar los títulos y los goles que reclama la fanaticada.
Este fenómeno social llamado futbol, es el mejor mediador democrático que abona a la heterogeneidad social. A la búsqueda conjunta de metas que permite por igual, que niños y jóvenes, ancianos y mujeres, encuentren un símbolo y un sueño en común.

EL INVITADO.
En la Mesa de Diálogos en Claroscuro, el Presidente del CF Correcaminos UAT, Rafael Flores Alcocer, comenta sobre su encargo y la visión de dirigir a un equipo que le significa a ésta ciudad, valores humanos, pertenencia y arraigo cultural.

LA RELEVANCIA.
Hace un breve análisis el invitado “El simbolismo, la parafernalia del futbol, se resumiría quizá en la oportunidad -como seguidor o aficionado- en sentarse en una butaca o frente al televisor y disfrutar de un evento que dura un par de horas.
Sin embargo lo que está detrás, antes de un silbatazo inicial es un mundo apasionante; distinto a la percepción habitual.
Este mundo conjuga muchas cosas: la parte social, la parte humana pero sobre todo el vínculo de la afición con su pasión. Una conjugación de elementos que da como resultados un volcán de energía positiva”.

METAS.
Y complementa “Éste (el Correcaminos) es el proyecto más importante de mi vida. Una alta responsabilidad que tiene como objetivo el que un equipo de futbol sea un elemento importante para fortalecer la reconstrucción del tejido social de este maravilloso estado que está ávido de sentirse vinculado nuevamente a su equipo; del que últimamente existían sinsabores. Ésa es nuestra labor”.
No hay nada más importante para un equipo, que su afición. Un equipo sin afición, es un quipo sin sentido.

ORIGEN DE RAFA.
“Soy casi tamaulipeco de nacimiento. Mi padre -ginecólogo- se encontraba adscrito al hospital de PEMEX de Reynosa (donde nacieron mis dos hermanas) y por cuestiones de cuidado, mi madre viajó a la CDMX donde me tocó nacer.
Soy mercadólogo en el sector de calzado (Flexi) y por acuerdos comerciales, la firma que represento tuvo la oportunidad de involucrarse en patrocinios con el equipo de León, que a su vez mantenía el control del equipo Curtidores, al que finalmente tuve ocasión de acceder en su conformación.
Ya con mayor experiencia en el ámbito, participé de la creación del equipo Alebrijes de Oaxaca, sumado a otros proyectos como el Irapuato y los Murciélagos de Los Mochis”. Abunda.

“TOMA EL PROYECTO”
“El 22 de diciembre pasado, recibí la invitación a charlar con el Gobierno de Tamaulipas para presentar -desde mi óptica- las expectativas y áreas de oportunidad del futbol mexicano y los planteamientos que requería un equipo como el de la Universidad para detonar a cabalidad.
Una charla con el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, que se agendaba para la explicación del tema en un lapso de 15 minutos.
El interés manifiesto del mandatario, prolongó por espacio de tres horas y treinta minutos, los planteamientos que se observarían para dar cauce de acuerdo a los proyectos de impulso del Estado.
‘Toma el proyecto, desarróllalo’ dijo el gobernador.
Más allá de las consideraciones de contratación y cambio de domicilio (algo que ya no cruzaba por mi mente, pues estaba inmerso en las actividades de mi profesión), acepté la propuesta por una razón.
El mandatario mostró desde su análisis y perspectivas que es un hombre muy comprometido con su Estado. Vi en él, la real intención de cambiar el rumbo para bien de su entidad.
Y que entre otras características, le apasiona el futbol, al igual que le apasiona la vida de los tamaulipecos.
Y si en este momento, desde nuestra pequeña trinchera que es el futbol, puede éste ser un vehículo que contribuya a la ejecución de proyectos dentro del Plan Estatal de Desarrollo que el gobernador tiene considerado para empoderar a los ciudadanos de este Estado, pues entonces, manos a la obra”. Anotó.

EXPECTATIVAS.
“La llegada al Club, con sinceridad lo señalo, fue un desencuentro.
Un equipo con tanta tradición en el balompié nacional y tantos años en la liga, sólo contaba con 5 jugadores propios, con carta de derechos federativos y profesionales signados a nombre del Club (la ‘carta del jugador’). A pesar de haber erogado inversiones monetarias de gran talento, que les harían un equipo franquiciatario de primera división.
Aunado a que el promedio de edad observado en los jugadores, superaba los 34 años.
La administración de las ligas de 2ª y de 3ª estaban desvinculadas del Club y había al inicio, una infraestructura que demandaba atención inmediata para dignificar los procesos preparativos de los jugadores.
Había entonces, que empezar por el principio”.

CAMBIOS.
“Empezamos a formar las verdaderas fuerzas básicas, con una infraestructura deportiva que les ayudara a ser competitivos.
Hoy el equipo aún no cuenta con las condiciones físicas de infraestructura que señala el organismo rector para ascender a la liga de primera división profesional. No posee un estadio de 20 mil espacios para espectadores, como determina la liga. Supera los diez mil asientos, que aún quedan cortos para los lineamientos de la federación.
Limpiar la casa, es el primer mandato que estamos cumpliendo.
Que el equipo tenga identidad y pertenencia. Que las fuerzas básicas, abonen en el corto tiempo a nuevos talentos que se incorporen al primer equipo.
Ya hoy se han sumado 5 jugadores que emergen de estas canteras futbolísticas. También podemos afirmar que contamos con hasta sexta división y seguimos fomentando los valores juveniles, con el soporte de 14 academias de futbol y 1 mil 846 niños con asistencia tutorial.
Tamaulipas es el segundo estado del país con mayor índice de obesidad y el primero en obesidad infantil. Las academias serán factor de motivación al pequeño. Es un compromiso compartido entre gobierno y sociedad el estimular a la práctica de valores mediante la instrucción física”. Señala.

DE CALOR, NO DE COLOR.
“Los cambios los hemos implementado en todos sentidos. Incluso la vestimenta.
El escudo de Correcaminos tuvo un proceso de cambio de cerca de 4 meses con consultores de imagen y profesionales que realizaron ‘focus group’ para lograr que la nueva imagen se identificara con la afición.
Los colores que tenía ya no le representaban al equipo. No había obtenido ningún mérito con éste, que le ligara a triunfos importantes.
Dentro de la oficialidad, la universidad enarbola al naranja, al blanco y al azul como sus colores de identidad y en los enfoque de marketing, puede variar a más naranja o más blanco o más azul. No es cuestión de color; antes mejor, es de calor. De darle arrope al equipo por parte de su afición a un equipo ganador y ahora lo presentamos al igual que cuando debutó en 1980”. Enfatizó Rafael.

EL LOGO.
“También el logo tiene particularidades peculiares. Como el ojo que se agrega al emblema del ave; que significa que hay una visión hacia dónde vamos. En un envolvente circular que -contrario al rectangular anterior- denota dinamismo, movimiento, lo infinito, el cambio.
Y todos queremos un equipo dinámico bajo una nueva imagen”. Hizo hincapié.

EL RETO Y COMPROMISO.
Aquí apunta “El reto más importante, será compenetrar a la afición con su equipo; independiente de los resultados del marcador.
Como las sedes tradicionales (Monterrey, CDMX, Guadalajara) donde el futbol los une en una amalgama social. Donde el estadio es un lugar de encuentro y de pertenencia familiar.
El compromiso de los jugadores y del cuerpo técnico en general, sumado a la participación de la sociedad -y su fe- serán factores esenciales.
Quienes integramos el CFC salimos cada día a dar lo mejor de cada cual en beneficio de Tamaulipas. Emulando a lo que hace cada tamaulipeco, por cada hogar de este Estado”.

DEBATE.
Polémica, emociones, pasión, son algunos de los muchos ingredientes que el futbol soccer alimenta a la sociedad. Desprendido de lo anterior, surgieron muchos comentarios en la mesa. ¿Qué hacer ante las circunstancias que proponen que talentos tamaulipecos -como Alan Pulido, o Pineda por mencionar- fueran encontrados y contratados por equipos de otros lugares?
“Es una de las prioridades en esta dirigencia. Reconocer a través de las academias y de las fuerzas básicas, los talentos que tiene el estado. Casos como Pineda, al que ya hemos reincorporado a nuestras filas y que serán ejemplo para la niñez y en abono a la recuperación del tejido social.
Vamos bien, pero los resultados no son inmediatos. Estamos recomponiendo una racha que proponía a nuestro equipo (al menos en 5 temporadas anteriores) como un conjunto de baja eficacia. Los resultados se verán. Es el compromiso con la afición y con el gobernador del Estado”. Concluyó.

CONCLUSIÓN.
Según encuestas nacionales, seis de cada diez mexicanos se declara aficionado al futbol. Esto nos deja en el criterio de aseverar que apenas 2 millones 100 mil tamaulipecos (de 3.5 millones) son seguidores del deporte de la pelota y las 13 reglas.
El espíritu de lucha de los jugadores, del dirigente y la pasión de los aficionados del Correcaminos, deberán ver frutos en la temporada que recién arranca. A pesar de vaivenes, como alguna vez el astro Ronaldo enunció “Cuando metes gol, eres grande; cuando no… estás gordo”.
Los ladrillos se irán colocando uno a uno para lograr que en el corto tiempo, el estadio presente llenos de bote en bote y los estímulos que provocan en la sociedad el contar con un equipo que lucha y que gana, se verán traducidos en un Tamaulipas que avanza hacia la tranquilidad y la paz social.

SERMOCINATIO
“El futbol no es un proyecto aislado de la conformación de un gobierno. Su grado de participación en la sociedad, le propone como un instrumento que abona a la paz de la entidad” Rafael Flores Alcocer. Presidente CF Correcaminos UAT.

alejandrodeanda@hotmail.com
@deandaalejandro