Rechaza México usar fuerza en Venezuela
NACIONAL | 2017-08-12 | Agencias
Cd. de México.- El gobierno mexicano rechazó el uso o amenaza de uso de la fuerza tras escalar tensión por la situación en Venezuela.
Ello después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, expresara ante medios la posibilidad de hacer una intervención militar en el país sudamericano.
"La crisis en Venezuela no puede resolverse mediante acciones militares, internas o externas", manifestó la cancillería mexicana en un comunicado, en la cual recordó su apego a la carta de la organización de las Naciones Unidas y a la Constitución.
Recordó que, el 8 de agosto, cancilleres de 12 países adoptaron la declaración de lima, en la cual desconocieron a la asamblea nacional constituyente al considerar que hubo una ruptura del orden democrático.
"México reitera el contenido de la declaración de Lima y seguirá haciendo todos los esfuerzos diplomáticos posibles para que se restaure la democracia en Venezuela a través de una salida pacífica y negociada", agregó.

TAMBIEN MERCOSUR
El gobierno de Venezuela rechazó las amenazas del mandatario estadounidense, Donald Trump, luego de que el republicano aseguró que no descarta aplicar una opción militar ante la crisis que vive el país caribeño.
Así lo expresó el canciller venezolano, Jorge Arreaza, en una transmisión televisiva en la que también señaló que la llamada revolución bolivariana rechaza de la manera más categórica y contundente las declaraciones del presidente de Estados Unidos.
"Estas declaraciones belicistas (...) representan una amenaza directa contra la paz, la estabilidad, la independencia, la unidad territorial, la soberanía, y el derecho a la autodeterminación" de Venezuela, indicó Arreaza.
"Rechazamos medidas militares y el uso de la fuerza en el sistema internacional. Todas las medidas deben darse sobre el respeto de la soberanía de Venezuela a través de soluciones pacíficas", indicó el ministerio de relaciones exteriores de Colombia en un comunicado.
Por su parte el Mercosur afirmó estar en contra del uso de la fuerza para restablecer el orden democrático en el país caribeño y consideró que el único instrumento aceptable para la promoción de la democracia es el diálogo y la diplomacia.
"El repudio a la violencia y a cualquier opción militar que envuelva el uso de la fuerza es inamovible y constituye base fundamental de la convivencia democrática, tanto en el plano interno como en el de las relaciones internacionales", afirmó el bloque bloque, integrado por Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay en un comunicado divulgado este sábado por la cancillería brasileña.