Jóvenes
COLUMNA | 2017-08-11 | Rosa Elena González
Hoy es 12 de agosto, Día Internacional de la Juventud, celebración que se dio por primera vez en el año 2000 con diferentes eventos para estimular a los jóvenes, sin importar los colores, religiones, o extractos sociales, culturales o económicos.
En términos generales el origen y el motivo de la celebración son loables, más si se toma como referencia para signar acuerdos que beneficien de manera directa e integral a la juventud.
Aunque a decir verdad la juventud, por su importancia, no debe ser homenajeada solo un día, la atención a ellos debe de ser permanente, continua, y tanto organizaciones juveniles religiosas, sociales, así como partidos políticos, instituciones gubernamentales y sociedad en general, deben vigilar el comportamiento de los jóvenes y estimularlos para que alcancen sus metas, todos tienen derecho a las oportunidades.
Por lo general la juventud de hoy ya no es pasiva, es propositiva, tiene sueños, esperanzas, razón por la que se deben buscar las formas para encaminarlos, orientarlos, y sean gente productiva, agentes de cambio.
Una juventud sana, educada, bien atendida, con oportunidades para demostrar sus habilidades generará ambientes afables, sociedades seguras, grandeza para una nación.
Invertirle a la juventud es ganarle al futuro fortaleciendo el presente responsablemente para que éstos tengan mejores espacios de expresión en todos los proyectos de sus vidas.
Hace algunos años la expresión socorrida para identificar a los jóvenes inquietos era decir que se trataba de rebeldes sin causa, otros calificaron lo que hacían fuera de la norma como manifestaciones propias de la edad, afirmaron que el realizar acciones que atentaban, incluso, contra ellos o los intereses familiares, era por inexperiencia.
La historia marca que desde siempre los jóvenes han sido parte fundamental de la vida social, económica y política de la nación, sus protestas tienen su verdad.
Reiteramos, la juventud es la grandeza de esta nación, una juventud bien orientada puede cambiar el rumbo de las cosas para bien de una ciudad, un estado, un país.
Feliz Día Jóvenes...
vida.diaria@hotmail.com