Respeta EU a dreamers
INTERNACIONAL | 2017-06-17 | Agencias
Washington, Estados Unidos.-La Administración Trump decidió mantener vigente por el momento el alivio migratorio establecido por su antecesor, Barack Obama, por el que más de 787 mil jóvenes indocumentados en Estados Unidos permanecen protegidos contra la deportación.

Desde su puesta en marcha el 15 de junio de 2012, el programa -conocido en inglés como DACA- permitió que aquellos migrantes menores de 16 años que llegaron a Estados Unidos de forma ilegal antes de esa fecha pudieran acceder también a permisos temporales de trabajo.

"Para mí, DACA ha significado el poder trabajar y ayudar a mi familia", expresó a REFORMA, Rubí Martínez, quien llegó al país junto a sus padres desde Guerrero cuando tenía 6 años de edad.

El programa permitió a Martínez laborar en empresas de comunicación y no gubernamentales, además de visitar México para volver a su abuela, de quien sólo tenía recuerdos.

"DACA es sólo temporal, y tenemos que luchar hoy más que nunca por algo más concreto para todos, no solo solo paro aquellos jóvenes que vinieron a Estados Unidos desde pequeños", añadió la migrante.

De acuerdo con los datos más recientes del Departamento de Seguridad Interna (DHS, por sus siglas en inglés), más de 618 mil jóvenes que han logrado inscribirse en DACA son mexicanos, 78 por ciento del total.

La decisión de la Casa Blanca de no revocar, al menos por el momento, la política de alivio migratorio para los llamados dreamers rompe, sin embargo, con una promesa de su campaña presidencial de 2016.

De acuerdo con las reglas, el programa de DACA permite la renovación cada dos años de los permisos de trabajo de los dreamers que hayan sido aprobados luego de pasar un examen de no antecedentes criminales y que estén registrados o graduados en una institución escolar al momento.

Sin embargo, un vocero de la Casa Blanca aseguró que Trump no ha tomado decisión a largo plazo sobre el tema.

"El futuro a largo plazo de DACA es aún incierto. Esta gente joven indocumentada merece mejores cosas, merecen saber que pasará en sus futuros", dijo a REFORMA Julissa Reynoso, quien a los 27 años llegó a ser vicepresidenta del banco Goldman Sachs a pesar de su calidad de indocumentada.

Ayer, el Gobierno de Trump, sin embargo, decidió eliminar otro memorando separado de 2014 que la Administración Obama nunca logró implementar.

Se trata de un alivio contra la deportación -llamado "DAPA"- para los padres indocumentados de niños nacidos en Estados Unidos pero que fue frenado por cortes federales.