Vive Cuenca Pérmica auge de perforación
INTERNACIONAL | 2017-03-18 | Agencias
Nueva York, Estados Unidos.- Las empresas de oleoductos que ofrecen servicios en la prolífica cuenca Pérmica del oeste del estado de Texas y Nuevo México están compitiendo para ponerse al día con un auge de perforaciones que no estaba en su mira hasta hace tan solo hace seis meses.

A principios de agosto, conforme el petróleo caía a hasta 39.19 dólares el barril, la idea convencional era que no se necesitaría más capacidad de tuberías para la cuenca Pérmica (conocida también como Permian) hasta por lo menos 2020, según Libby Toudouze, socio de Cushing Asset Management LP.

Desde entonces, la producción diaria se ha disparado, y los ejecutivos en una cumbre del sector en Houston la semana pasada especularon que podría pasar de 2.2 millones de barriles hoy en día a entre cuatro millones y 10 millones de barriles en el futuro.

La producción ya excede la capacidad de 2.3 millones de barriles de las tuberías actuales de la región, según BTU Analytics LLC. El resultado: Enterprise Products Partners LP, Noble Midstream Partners LP y Plains All American Pipeline LP han anunciado planes en los últimos dos meses para ampliar significativamente la cantidad de petróleo que sus tuberías pueden transportar.

La cuenca "Pérmica es donde todos quieren estar", dijo Rob Thummel, director gerente de Tortoise Capital Advisors LLC. "Miras la cantidad de tierras que se está adquiriendo en la cuenca, y vamos a ver una mayor expansión de las tuberías".

Menos de dos semanas después de que Exxon Mobil Corp. dijo que destinaría 6 mil 600 millones de dólares para perforar en la cuenca Pérmica, Enterprise anunció planes para aumentar la capacidad de una tubería que va de Midland, Texas, a la Costa del Golfo a 450 mil barriles diarios.

Por su parte, Noble Midstream, en una empresa conjunta con Plains All American que espera formalizar este trimestre, adquirió Advantage Pipeline, una operación que permite a ambas compañías ampliar su presencia en la cuenca de Delaware de la región. Ambas están construyendo conexiones desde el oleoducto, que puede transportar 150 mil barriles de crudo al día, a sus instalaciones de recolección existentes.

La cuenca de Delaware ha sido un mercado particularmente activo en cuanto a adquisiciones durante el año pasado porque sus capas de roca empapada de petróleo son más gruesas que muchas de las de otras formaciones de shale de América del Norte. Esto aumenta la rentabilidad de la perforación, con precios de equilibrio que rondan los 40 dólares el barril, según Genscape Inc., un proveedor de datos de energía.

Y más proyectos en la región podrían estar en el horizonte. Phillips 66 dijo ayer que está evaluando el interés por una nueva tubería que transportaría petróleo desde la cuenca de Delaware. El proyecto tendría una capacidad inicial de 130 mil barriles diarios, con una capacidad potencial de 450 mil barriles al día, dependiendo de los compromisos del despachante.

Plains también está expandiendo la capacidad de su oleoducto Bridge Tex, y un punto de origen recién construido comenzará a operar en el segundo trimestre. Además, la compañía está mejorando su ducto Cactus para dar cabida a una mayor capacidad en el tercer trimestre de este año.

La perforación ya iniciada probablemente aumente la producción lo suficiente como para colmar rápidamente las expansiones de Bridge Tex y Cactus, según Anthony Scott, director gerente de BTU.

Mientras que la actividad en otras operaciones de esquisto también ha aumentado, no está en el mismo nivel, según Anthony Chovanec, vicepresidente senior de Enterprise. La cuenca Pérmica atrajo casi 25 por ciento del gasto mundial en adquisición de yacimientos de petróleo en 2016, según Wood Mackenzie Ltd.