Muere empleado
SEGURIDAD | 2016-01-02 | Heriberto Gámez
Debido a la fractura de cráneo que sufrió después de caer de una escalera, al tratar de apagar el incendio de su domicilio, murió un empleado la mañana de este sábado.
El occiso respondía al nombre de Roberto López Tirado, quien contaba con 56 años, tenía su domicilio en la casa marcada con el número 1210, de la calle Isaac Sánchez, del fraccionamiento Sierra Ventana.
Roberto fu atendido por paramédicos de la Cruz Roja alrededor de la media noche del año nuevo, debido a los golpes que sufrió, siendo llevado al Hospital General, lugar donde no alcanzó a sobrevivir.
López Tirado se encontraba en su domicilio, cuando de pronto se registró un incendio y se dispuso a apagar las llamas, cayendo de una escalera golpeándose la cabeza.
Médicos que lo atendieron ya no le encontraron signos vitales alrededor de las 06:25 horas declarándolo muerto.
Fue el fiscal en turno el que se encargó de dar fe del cuerpo ordenando le fuera realizada la necropsia de ley.