“Si salgo, voy a seguir matando mujeres”, dice presunto asesino de Ecatepec

Según datos externados por él mismo, el número de asesinatos podría alcanzar los veinte
“Si salgo, voy a seguir matando mujeres”, dice presunto asesino de Ecatepec

Juan Carlos “N” revela más datos. Está orgulloso, dice, de haberlas matado. A algunas las violaba.


Cd. de México.- Juan Carlos “N” dice que él está bien. Que si libra a la justicia, después de que confesara su participación en más de 10 feminicidios, continuará matando mujeres. Sus declaraciones ahora circulan en redes sociales.

El personal de la fiscalía general del estado de México violó los protocolos con el detenido. Aunque confesó los asesinatos de mujeres no ha sido declarado culpable por un juez. En el video también revela su rostro completo, es decir, su identidad.

Un video que circula en redes sociales, y que fue grabado por las mismas autoridades del estado de México, muestra parte de las declaraciones de Juan Carlos “N” después de que confesara su participación en más de una decena de feminicidios en Estado de México. Según datos externados por él mismo, el número de asesinatos podría alcanzar los veinte.

“Prefiero que mis perritos coman carne de esas mujeres a que ellas sigan respirando mi oxígeno. Mil veces que coman los perritos y las ratas a que ellas sigan caminando”, dijo el sujeto. En el video aparece un elemento de la fiscalía del Edomex. El presunto asesino lo llama “patrón”, y se refiere a quienes lo acompañan, posiblemente agentes, como “los patrones”.

Juan Carlos “N”, con las manos amarradas, dice que si sale libre no dudaría en continuar matando mujeres.

A él y a su pareja los agarraron la semana pasada cuando trasladaban restos humanos en una carriola en la colonia Jardines de Morelos, en Ecatepec.

En la declaración, habla mal de las mujeres. Refrenda su odio hacia ellas. Incluso su mamá.

“Mi mamá andaba de puta, con uno y con otro buey. La veía yo cómo la ponían. Escuchaba yo sus ruidos y mi papá trabajando. Mi papá estuvo de mandilón con ella. Mi mamá quería acuchillarlo, navajearlo, picarlo. ¿Y yo cómo defendía a mi papá? Ahí yo dije: ni una vieja me falta al respeto, jamás”.

En el interrogatorio, el presunto homicida que tiene su página de Facebook llena de imágenes de santería y brujería, aseguró que “ve a un perro negro”.

- ¿Siempre ha sido el perro igual? -le pregunta el presunto oficial de la Fiscalía.

- No estoy loco, patrón. Yo lo veo. Ahí está. Me molesta que me traten de decir güey. No paran de decirme loco -responde.

El presunto empleado de la fiscalía le pregunta sobre su pasado. Juan Carlos “N” recordó momentos de su infancia. Dijo que fue abusado sexualmente por una mujer y que probó la cocaína cuando estuvo en el ejército.

“Era de lento aprendizaje, pero después de que caí de la escalera ya era de puro 10. No sé si se me inflamó el pinche cerebro”, dijo. Al parecer tuvo un accidente fuerte de niño.

El personal de la Fiscalía General del Estado de México violó los protocolos para con el detenido al permitir que se difundiera el video. Está confeso, pero un juez no lo ha sido declarado culpable.

-¿Eres hombre y te gusta ser hombre? -le pregunta el presunto oficial de la Fiscalía.

-Claro -dice él.

-¿Te gustan las mujeres o te gustan los hombres?

-Las mujeres, mi patrón.

-¿Cuántas novias llegaste a tener?

-Muchísimas, patrón. Después de los 22 para acá, cualquier pareja sentimental que yo tenía terminaba dándole en el madre.

-¿Con cuántas mujeres estuviste?

-Muchísimas, patrón.

-¿Alguien llegó a abusar de ti?

-De joven, de niño. Tenía yo 10 años. Una mujer… mi mamá me encargaba con una mujer para que pudiera irse de puta. Mi mamá me encargaba todos los días con una mujer y esa mujer me lo chupaba. Esa mujer se subía. Esa mujer me hacía hacerle cosas que a mí, como niño, me desagradaban bastante.

- ¿Desde qué edad trabajas?

-Yo tuve trabajos ocasionales. No duraba porque era huevón.

[En este momento, el presunto feminicida habla sobre su vida laboral y cómo conoció a su esposa en un bar].

-¿Antes habías tenido problemas legales?

-Fui muy cuidadoso. Una vez me agarraron con una navaja. Una patrulla municipal. Andaba yo con navaja porque yo quería picar a cualquier cabrón que se me pusiera enfrente.

-¿Practicaste algún deporte?

-Sí, señor, practiqué box, practiqué karate.

-¿Te han operado?

-Sólo de niño, cuando estuve en el hospital un mes completo por la caída [la de las escaleras].

-Yo caí de dos pisos. Pegué con el concreto. Esta tapa que usted ve aquí…

-Sí, se ve una cicatriz. Se abrió.

-Estuve un mesa internado con inyecciones. Pensaron que iba a quedar más pendejo de lo que estaba. Me alivianó, patrón, y mucho.

-¿A qué edad consumiste sustancias?

-Alcohol. A los 17, 18 años. Llegué a consumir dos botellas de Rancho escondido. No me hace nada. No fuera cerveza porque esa sí me pone hasta la madre.

-¿Cuándo fue la última vez que consumiste?

-Hace tres meses. No tomo, no fumo, no me drogo.

[Juan Carlos dijo que hace años le dieron a probar otras sustancias, como cocaína].

-¿Tienes alguna molestia?

-Siempre me duele la cabeza.

***

Poco a poco se han revelado más detalles de la tragedia que ocurrió en Ecatepec, Estado de México. El mismo detenido ha dado datos de cuántas mujeres asesinó. Asegura que fueron 20. La fiscalía tiene características de diez.

El sujeto también ha detallado cómo mató a las mujeres, así como señas particulares, sus nombres, la ropa que llevaban puesta y ha confesado que en algunos casos, las violó primero. Pero para las autoridades, lo más siniestro es que parece que el feminicida confeso está alegre  orgulloso de sus crímenes.

Mientras tanto, familiares de otras mujeres desaparecidas en la zona quieren que se busquen a los suyos entre los restos encontrados. La Fiscalía ha confirmado que al registrar la casa de la pareja detenida, ubicada en la colonia Jardines de Morelos, encontraron restos humanos en baldes de agua, en el refrigerador y en bolsas de plástico. Los investigadores han encontrado más restos desmembrados en otras dos viviendas. Algunos vecinos dijeron ayer a SinEmbargo que han sido hallados en los alrededores, en baldíos o en cerca del ferrocarril, restos de mujeres.