Se defiende CEM de escándalo de evasión

Detalló que cada congregación religiosa se rige en lo administrativo de manera independiente y autónoma.
Se defiende CEM de  escándalo de evasión

La Conferencia del Episcopado Mexicano afirmó que crea protocolos fiscales para evitar este tipo de escándalos.


CDMX.- Tras revelarse que en tiempos de Marcial Maciel los Legionarios de Cristo presuntamente recurrieron a paraísos fiscales para manejar sus cuentas bancarias, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) se defendió y afirmó que crea protocolos fiscales para evitar este tipo de escándalos.

"Como Iglesia asumimos nuestra responsabilidad ante las leyes de la Nación: hacendarias, fiscales, electorales.

"Como Iglesia no somos ni evasores ni evasivos. Todo lo contrario, somos una Iglesia católica en México que asumimos nuestra identidad y nuestra responsabilidad y esta responsabilidad tiene que ver con protocolos de actuación", dijo al ser cuestionado sobre el caso Alfonso Miranda Guardiola, secretario general de la CEM.

El Obispo auxiliar de Monterrey explicó que los protocolos también tienen que ver con las leyes electorales, la libertad religiosa, libertad de conciencia y libertad de expresión.

Por su parte, el Cardenal Francisco Robles Ortega, presidente de la CEM, aceptó que este escándalo perjudica a la Iglesia católica mexicana.

"Como pertenecen a la Iglesia no podemos nosotros evitar que el escándalo, en caso de que se llegara a comprobar lo ilícito o el delito, no podemos esquivar que la Iglesia toda, de alguna manera, se vea afectada", enfatizó en conferencia de prensa.

Detalló que cada congregación religiosa se rige en lo administrativo de manera independiente y autónoma.

Por ello, las acciones administrativas de las congregaciones no pueden vincularse con toda la Iglesia católica mexicana.

Agregó que las autoridades están obligadas a demostrar la acusación contra las congregaciones demandadas y ellas a defenderse.

Las declaraciones de los Obispos se hicieron hoy en la conferencia de prensa para dar a conocer los trabajos de la 104 Asamblea Plenaria que desde el lunes se realiza en la sede de la CEM ubicada en la Casa Lago de Guadalupe en Cuautitlán Izcalli, Estado de México.

En la junta participan 135 obispos católicos del País, quienes discutieron los temas que aquejan a cada Diócesis.