Reconoce Gobierno crisis ante CIDH

Ante CIDH, el Gobierno de AMLO admitió que en México hay una profunda una crisis de derechos humanos, especialmente en desapariciones.
Reconoce Gobierno  crisis ante CIDH

Encinas acudió a Washington a una audiencia ante la CIDH por la desaparición de al menos 37 personas entre febrero y mayo de este año en Nuevo Laredo.


CDMX.- El Gobierno de Andrés Manuel López Obrador reconoció a nivel internacional que México atraviesa una crisis de derechos humanos, particularmente en materia de desaparición de personas.

Ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, aseguró que con la nueva Administración se acabará la simulación.

"Tenemos que asumir que México atraviesa por una profunda crisis humanitaria, una crisis de violación de los derechos humanos y que tenemos que encarar en muchos de los ámbitos de la vida nacional", admitió.

"Y uno de estos tiene que ver con el gravísimo problema de desaparición forzada que tenemos en nuestro País, donde, como se hablaba, alcanza cifras indignantes: cerca de 38 mil personas".

El Estado mexicano acudió a Washington, Estados Unidos, a una audiencia ante la CIDH por la desaparición de al menos 37 personas entre febrero y mayo de este año en Nuevo Laredo, Tamaulipas, perpetradas presuntamente por elementos de la Marina.

En ese contexto, Encinas reveló que actualmente existen alrededor de mil 100 fosas clandestinas en las que no se ha hecho ningún proceso de exhumación porque no se tienen las capacidades institucionales para ello ni para la identificación de las personas.

En los últimos 12 años, detalló, se han detectado más de dos mil fosas clandestinas, mientras que en los servicios forenses del País hay más 26 mil cuerpos sin identificar.

"De esta magnitud es este problema y no va a ser negando la existencia de este problema, simulando que se está atendiendo, sino que tiene que asumirse como un compromiso del Estado mexicano para enfrentar de raíz este problema", agregó.

"Si realmente queremos fortalecer al Estado mexicano y a sus instituciones, tiene que terminarse la impunidad; y si algo las ha debilitado ha sido el encubrimiento de agentes del Estado, que incurriendo en delitos, han dañado a la población civil".

Karla Quintana, titular de la Asesoría Jurídica federal, de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV), acompañó, junto con Raymundo Ramos, del Comité de Derechos Humanos de Nuevo Laredo, a Jessica Molina, esposa de José Trejo, quien fue sacado de su casa por personal uniformado y cuyo paradero se desconoce.

Quintana reprochó que hasta el momento todas las actuaciones de la Procuraduría General de la República (PGR) han sido por orden judicial y ninguna ha arrojado resultados concretos.

Al respecto, el Gobierno mexicano ofreció acceso a las carpetas de investigación y que la CIDH pueda conformar un mecanismo de seguimiento sobre el caso.

En tanto, la Relatora de la CIDH para México, Esmeralda Arosemena, reconoció que existe una alta expectativa por la transición del Gobierno federal.

"Nos coloca en este momento en una posición de la gran expectativa de este momento de transición en la búsqueda, en el acceso directo a los expedientes, asunto que la sociedad civil ha planteado para los casos de desaparición forzada, particularmente en Nuevo Laredo", comentó.

Celebró que el nuevo Gobierno reconozca la problemática.