Migrantes saturan refugios en la frontera norte

Migrantes saturan refugios en la frontera norte


Tamaulipas, México.- El acuerdo de que miles de migrantes regresen de Estados Unidos y esperen en México su juicio de asilo político pegó a la frontera noreste, que tiene de por sí una infraestructura saturada donde ya no se puede recibir a nadie más.

Tan solo en las fronteras de Coahuila y Tamaulipas, cerca de seis mil personas sin documentos llenan las casas del migrante, y otro grupo, de una cifra aún indeterminada, se hospeda en hoteles de bajo costo, departamentos en renta o incluso pernocta en las calles.

"Dicen que México va a recibir a los migrantes que están esperando asilo, (pero) justo por esa declaración se necesita infraestructura en cada una de las fronteras", advirtió el sacerdote José Valdez, conocido como padre Pepe, encargado de migración en la Diócesis de Piedras Negras.

"Nosotros tenemos una red de casas de migrantes y lo que tengo entendido es que la mayoría ya está hasta el tope", expresó.

Daniel Carmona, director de Epidemiología de Tamaulipas, refirió que en estos sitios ya se atiende a más de 4 mil 400 personas migrantes día con día.

En Acuña, Coahuila, se tienen registros de unos 800 migrantes en casas, albergues e incluso en campamentos de parques públicos, mientras que en Piedras Negras se atiende a un aproximado de 400 cada día.

A diferencia de Coahuila, donde la iglesia gestiona entre personas solidarias apoyos para migrantes, en Tamaulipas el Gobierno comenzó a destinar recursos públicos, que aún así no son suficientes para solventar todos los gastos.

Buscan asilo
Según estadísticas de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar), las solicitudes de migrantes que buscan asilo humanitario en México se triplicaron en cinco meses de 2019 respecto al mismo periodo del año pasado.

De enero a mayo de 2018 se registraron 8 mil 260 peticiones, mientras que hasta mayo de 2019 iban 24 mil 424.

Frente a este panorama, estados como Jalisco y Nuevo León no son ajenos.

En Nuevo León, en seis años, las solicitudes de refugio de extranjeros pasaron de cuatro peticiones en 2013 a 361 en 2018; datos no oficiales revelan que en 2019 ya se registraron un total de 600.

En Jalisco, en todo 2018 fueron recibidas 314 solicitudes en Comar, y en los primeros cinco meses de 2019 ya suman 220, lo que indica que al cierre del año es probable que se supere la cifra previa