Theresa May se compromete a evitar una “frontera dura” en Irlanda

Theresa May se compromete a evitar una “frontera dura” en Irlanda


La primera ministra británica, Theresa May, reiteró su compromiso para evitar una barrera dura entre las dos Irlandas tras el brexit, pero advirtió que no puede aceptar la solución propuesta por Bruselas para asegurar la invisibilidad de esa frontera.

A menos de dos meses de la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), prevista para el 29 de marzo, May inició una visita a Irlanda del Norte para abordar “la preocupación y ansiedad” que genera la cuestión de la salvaguarda fronteriza, principal escollo para lograr un divorcio pactado.

May aseguró que, en cualquier escenario futuro, “protegerá el acuerdo de paz de 1998”, el texto que puso fin a décadas de conflicto armado en Irlanda del Norte y cuyo éxito radica en la fluidez de la frontera con la República de Irlanda.

La ministra reconoció que ella misma defendió la salvaguarda, recogida en el acuerdo del brexit que pactó con Bruselas el pasado noviembre, aunque subrayó que ahora es “inviable”. “Peleé duro para defenderlo en su forma actual. Creí que lograría el respaldo mayoritario de la Cámara de los Comunes, pero tengo que aceptar el hecho de que no es así y de que la clave está en cambiar la salvaguarda”.

May tiene previsto regresar en los próximos días a Bruselas para tratar de mejorar su acuerdo de brexit, que ratificaron los 27 países de la UE el pasado 25 de noviembre pero que rechazó la Cámara de los Comunes el 15 de enero.

Los Comunes le han pedido que busque “arreglos alternativos” sobre la salvaguarda diseñada para mantener abierta la frontera entre las dos Irlandas una vez se concrete el divorcio, clave también para sus economías, altamente conectadas.

La salvaguarda establece que si no hubiera un acuerdo comercial entre la UE y el Reino Unido al final del periodo de transición, en diciembre de 2020, seguirían en una unión aduanera, pero Irlanda del Norte tendría un estatus especial más alineado con el mercado único europeo.