Revelan que Trump emplea a indocumentados

A pesar de las políticas de Trump en migración, en algunas de sus propiedades se contrata a migrantes indocumentados, informó NYT.
Revelan que Trump  emplea a indocumentados

A pesar de las políticas de Donald Trump en migración, en algunas de sus propiedades es común la contratación de migrantes indocumentados.


Nueva Jersey, EU.- Pese a las políticas del Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para el combate a la migración irregular de personas provenientes de países de Centroamérica, un reportaje de The New York Times reveló la contratación de migrantes indocumentados en algunas de sus propiedades, las cuales incluso el Mandatario visita de manera frecuente.

Por más de cinco años como ama de llaves en el Trump National Golf Club en Bedminster, en Nueva Jersey, Victorina Morales ha hecho la cama del republicano, limpió su inodoro y limpió sus trofeos de golf de cristal.

El Times informó que cuando el magnate visitó el club como Presidente, a Victoria se le indicó que usara un broche con la forma de la bandera estadounidense adornada con el logotipo del Servicio Secreto.

La mujer declaró al periódico estadounidense que debido al apoyo sobresaliente que ha brindado durante las visitas del Mandatario, se le otorgó en julio un certificado de la Agencia de Comunicaciones de la Casa Blanca con su nombre. Todo un logro para un ama de llaves indocumentada.

Proveniente de los campos de maíz en Guatemala, Victoria llegó en 1999 de manera ilegal a Estados Unidos, donde fue contratada en la propiedad del ahora Presidente en 2013 con documentos que ella dijo eran falsos, indica el medio.

Y, sin embargo, ella declaró no ser la única trabajadora en el club que estaba ilegalmente en el país.

Asimismo, antes de obtener la residencia legal en Estados Unidos, Sandra Díaz, de 46 años y originaria de Costa Rica, aseguró a The New York Times que ella también trabajó como indocumentada cuando estuvo en Bedminster entre 2010 y 2013.

Las dos mujeres declararon que trabajaron durante años como parte de un grupo de empleados de limpieza, mantenimiento y jardinería en el club de golf que contrató a varios trabajadores indocumentados, aunque no pudieron decir con precisión cuántos.

Las mujeres aseguran que aunque no hay prueba de que los ejecutivos de la Organización Trump supieran su estatus migratorio, al menos dos supervisores del club lo sabían, además de que tomaron medidas para ayudar a los trabajadores a evadir la detección y mantener sus empleos, de acuerdo con sus declaraciones al Times.

"Hay muchas personas sin papeles", asegura Sandra Díaz, quien afirmó haber presenciado cuando varias personas fueron contratadas, a sabiendas de que ellas no tenían documentos.

El Presidente ha convertido la seguridad fronteriza y la lucha para proteger los empleos de los estadounidenses en la piedra angular de su Administración, desde el muro fronterizo que se ha comprometido a construir para las redadas en el lugar de trabajo, hasta las auditorías de nómina que su Gobierno ha llevado a cabo en varias empresas.

Durante su campaña, cuando el Trump International Hotel abrió sus puertas en Washington, el hoy Mandatario se jactó de haber utilizado un sistema de verificación electrónica, E-Verify, para garantizar que solo se contratara a las personas con derecho a trabajar.

"No teníamos un solo inmigrante ilegal en el trabajo", señaló Trump en ese momento.

Pero a lo largo de su campaña y su Administración, The New York Times señala que personas como Victoria Morales y Sandra Díaz han trabajado en el campo de golf en Bedminster, donde todavía están en la nómina y a donde llegan con ayuda de un empleado del campo de golf junto con otros trabajadores, ya que no pueden obtener licencias de conducir legalmente.