Quisieron encarcelar una idea: Lula Da Silva

Quisieron encarcelar una idea: Lula Da Silva

Un Juez brasileño ordenó la liberación del ex Presidente Luiz Inácio Lula Da Silva, quien llevaba 19 meses encarcelado


Brasilia, Brasil.-  A su salida de prisión luego de la orden de un juez, el ex Presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva agradeció a la gente que le ha apoyado y dijo que viajaría por Brasil.

En su discurso tras dejar la prisión, el ex Mandatario dijo también que se reuniría con Sindicato de Metalúrgicos en Sao Bernardo do Campo.

"Yo imaginé que al salir, podría encontrar a cada compañero y darle un gran beso, un gran beso", expresó Lula, según reportó TeleSur.

Afirmó que no podía irse sin darle las gracias al pueblo de Brasil que constantemente había pedido su liberación.

"Queridos compañeros y queridas compañeras, no saben lo que significa que yo esté aquí con ustedes. Toda mi vida he estado hablando con el pueblo brasileño y no pensé que hoy podría estar aquí", manifestó.

"Quiero que todos sepan que Moro no encarceló a un hombre. Quisieron encarcelar una idea y las ideas no se encierran, no se matan".

Junto a sus familiares, sus electores leales eran los más entusiasmados con la idea de ver al ex Presidente fuera de la cárcel, especialmente después de que el ex Mandatario prometiera que la primera cosa que haría al salir de prisión sería tomar una copa con ellos.

Un gesto de gratitud ante la vigilia que han realizado durante más de un año frente al edificio en el que se encuentra encarcelado.

Previamente, Da Silva había publicado en su cuenta de Twitter con la consigna "Lula Libre", en el que aparecía entrenando en un gimnasio dentro de la prisión.

La orden del juez

Un juez brasileño ordenó el viernes la liberación del ex Presidente Luiz Inácio Lula da Silva, según un documento de la corte, tras un dictamen del Supremo Tribunal Federal que puso fin a la obligación de encarcelar a condenados tras perder su primera apelación.

El juez Danilo Pereira Junior dijo este viernes que el líder podría salir de la cárcel en la ciudad de Curitiba, donde ha estado cumpliendo una condena por corrupción desde 2018, según un documento judicial.

La medida empuja al político de 74 años de nuevo al centro de atención en un momento altamente polarizado en la política brasileña.

La ley nacional aún impide que Lula se postule para un cargo público debido a su condena, pero existe la preocupación de que su presencia pueda unir a la izquierda en su Oposición al Presidente Jair Bolsonaro.

Lula fue condenado por corrupción en 2017 y perdió dos apelaciones desde entonces, pero no ha terminado todo el proceso.

En repetidas ocasiones ha negado haber actuado mal y ha dicho que es víctima de persecución política.

Hay otros casos en curso contra el ex Presidente, que estuvo en el cargo de 2003 a 2010 y una figura clave en la elección de Dilma Rousseff.

Se esperaba que Lula se postulara para Presidente nuevamente en 2018 antes de ser encarcelado.

El equipo de defensa de Lula entregó la solicitud de liberación el viernes en una corte en Curitiba.

Las acciones ocurren luego que la Corte Suprema determinara el jueves por la noche que una persona sólo puede permanecer tras las rejas una vez que todas las apelaciones en cortes superiores hayan sido resueltas.

Lula ha apelado al caso que lo mantiene encarcelado y el cual está relacionado con la presunta compra de un apartamento frente al mar en el estado de Sao Paulo.

El líder del partido de Bolsonaro en el Senado dijo que la decisión era vergonzosa y que los jueces de la Corte Suprema "votaron a favor de los criminales y en contra del pueblo brasileño".