Playas de Miami afectadas por el sargazo

Playas de Miami afectadas por el sargazo


Cd. de México .- Lo único que puede hacer el Gobierno de Boca Ratón es limpiar las playas todas las mañanas.

Esta ciudad, del condado de Palm Beach, es una de las afectadas por el arribo de sargazo en Miami, que se prevé que este año llegue a sus máximos históricos, según un informe de la Universidad del Sur de Florida (USF).

Cada día, el Ejecutivo local intenta barrer las costas afectadas por este tipo de alga desde las 7 de la mañana hasta que las personas empiecen a llegar. Sin embargo, horas después de quitar el sargazo, la orilla vuelve a estar llena.

"A parte de retirar las algas cada mañana, no hay mucho más que la ciudad pueda hacer", dijo un portavoz.

Además, la zona se encuentra actualmente en medio de una migración de tortugas marinas, por lo que, para evitar que resulten heridas, el Gobierno debe esperar diariamente a que se complete un reconocimiento antes de que los tractores puedan ingresar a la playa.

El condado de Miami-Dade también ha empezado a tomar medidas en este aspecto.

"Estamos trabajando con nuestras agencias estatales y federales de recursos para desarrollar un plan que reduzca los riesgos de nuestras posibles actividades preventivas y de mantenimiento en las tortugas marinas que utilizan las áreas de playa y cerca de la costa", agregó en entrevista el Departamento de Parques, Recreación y Espacios Abiertos del lugar.

La crisis del sargazo en Miami es consecuencia de las grandes cantidades de estas algas en la región del Golfo y del Mar Caribe y que son transportadas por las corrientes oceánicas.

"Se cree que la razón del gran crecimiento se relaciona con el uso de fertilizantes y las recientes variaciones climáticas, pero aún se requieren más estudios para comprender el mecanismo", explicó  Mengqiu Wang, investigadora del Colegio de Ciencias Marinas de la USF.

Según el informe de mayo de la USF, basado en imágenes satelitales de la NASA y la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA), en lo que va de 2019, se llegó a un promedio máximo de mil 440 kilómetros cuadrados de este tipo de algas en el Caribe y el Atlántico, lo que superó las cifras del año pasado en el mismo período.

Además, es posible que el sargazo aumente todavía más su presencia hasta finales de año, por lo que se están llevando a cabo varios talleres a nivel internacional para saber cómo evitar este fenómeno en las playas, explicó Wang.

"Si bien no se identifica una causa específica, el Condado de Miami-Dade está trabajando para investigar las posibles causas y comprender la dinámica de este problema emergente", apuntaron las autoridades locales