Ligan a Ivanka Trump con estafador

Ligan a Ivanka Trump   con estafador

Alexandre Ventura Nogueira (der.), un ejecutivo acusado de estafa, ayudó a vender varios condominios de un club de la familia Trump administrado por Ivanka, según una investigación de Reuters y NBC


Ciudad de Panamá, Panamá.- Alexandre Ventura Nogueira, un ejecutivo acusado de estafa y lavado de dinero, fue una pieza clave para el éxito de un negocio de bienes raíces de la familia Trump en Panamá, según una investigación de la agencia de noticias Reuters y la cadena NBC News.

En una entrevista con Reuters, Nogueira dijo que se reunió y habló con Ivanka muchas veces cuando ella manejaba la participación de la empresa familiar en el Trump Ocean Club de Panamá. "Ella se acordaría de mí" dijo.

Además, aseguró que fue Ivanka -hija del actual Presidente de Estados Unidos, Donald Trump- quien le ayudó a llegar a ser uno de los principales agentes del desarrollo inmobiliario e, incluso, apareció con ella en un video promocionando el proyecto.

Nogueira, quien huyó de Panamá tras ser arrestado por lavado de dinero y pagar una fianza de 1.4 millones de dólares, fue responsable de entre un tercio y la mitad de las ventas anticipadas del proyecto.

Además, hizo negocios con un colombiano que más tarde fue condenado por lavado de dinero, con un inversionista ruso que fue enviado a prisión en Israel en la década de 1990 bajo cargos de secuestro, y con un inversor ucraniano que fue arrestado por presunta trata de personas.

No está claro cuánto de ese dinero lavado, si acaso hubo alguno, acabó en el proyecto Trump.

"Tenía algunos clientes con antecedentes cuestionables", dijo Alexandre Ventura Nogueira, quien habló ante la NBC en cámara pero disfrazado de una ciudad europea no revelada.

Nogueira dejó atrás un rastro de personas que afirman ser víctimas de estafa, incluyendo en el caso de los departamentos en el proyecto Trump.

El actual Presidente estadounidense, Donald Trump, licenció su nombre al proyecto inmobiliario, con el que ganaría 75 millones de dólares, y tenía que aportar su administración.

Por ello, aseguró uno de los promotores, Roger Khafif, Trump quiso usar el proyecto como el "bebé" de su hija Ivanka, que recién había entrado en la Trump Organization, para ganar experiencia en el negocio de bienes raíces.

Al sólo licenciar su nombre, Trump no tenía la obligación legal de revisar los antecedentes de sus socios comerciales. Aún así, expertos legales como Arthur Middlemiss, ex jefe del programa global de anticorrupción de JPMorgan, dijo que un empresario siempre debe revisar el tipo de negocios que hace en Panamá, debido a las facilidades fiscales y la corrupción en el país.

Ivanka Trump declinó hacer comentarios sobre sus negocios con Nogueira.

"Nadie en la Organización Trump, incluyendo la familia Trump, tiene recuerdos de haberse reunido o hablado alguna vez con esa persona", señaló Alan Garten, jefe de asuntos jurídicos de la empresa.