Invita Kim al Papa a Norcorea

El líder norcoreano Kim Jong-un enviará al Papa Francisco una invitación para visitar Pyongyang, anunció Gobierno de Corea del Sur.
Invita Kim al Papa a Norcorea

Kim Jong-un, líder de Corea del Norte.


Seúl, Corea del Sur.- Kim Jong-un, líder de Corea del Norte, enviará al Papa Francisco la invitación para que visite Pyongyang, anunció este martes el Gobierno de Corea del Sur.

La invitación será entregada al líder católico en la visita que le hará en el Vaticano el Presidente surcoreano Moon Jae-in la semana próxima, en el marco de su visita a países europeos, anunció su vocero Kim Eui-kyeom.

El Mandatario surcoreano partirá de la capital, Seúl, el sábado 13 para una visita a Europa de nueve días, que incluye su estancia en el Vaticano el miércoles 17 y el jueves 18, precisó The Korea Times.

Durante una cumbre celebrada el mes pasado, Kim indicó al Presidente surcoreano, Moon Jae-in, que el Pontífice sería recibido con entusiasmo en la hermética nación, explicó la oficina presidencial surcoreana en un comunicado.

El Presidente norcoreano indicó que el Pontífice se encuentra muy interesado en la paz en la península coreana.

Kim se ha implicado en labores diplomáticas en los últimos meses en lo que se considera un esfuerzo para emplear su programa nuclear en el alivio de las sanciones económicas y la presión militar.

Por su parte, el Presidente Moon buscará en su encuentro de la semana entrante con Francisco su bendición y apoyo para el logro de la paz y la estabilidad en la península coreana, además de vías para ampliar la cooperación con el Vaticano, puntualizó un despacho de la agencia Yonhap.

Francisco visitó Corea del Sur en 2014, y antes de la cumbre del 12 de junio pasado entre Kim y el Presidente estadunidense, Donald Trump, aseguró que rezaría por la paz.

Corea del Norte es oficialmente un país ateo y controla las actividades religiosas de forma estricta.

Una invitación similar realizada al entonces Papa Juan Pablo II tras una cumbre intercoreana en 2000 nunca derivó en una reunión.

El Vaticano insistió en que la visita papal solo sería posible si se aceptan sacerdotes católicos en el país.