Defiende Theresa May acuerdo para Brexit

La Primera Ministra británica Theresa May defendió su acuerdo para el Brexit tras renuncias en gabinete e intentos de removerla del poder.
Defiende Theresa May  acuerdo para Brexit

La Primera Ministra británica Theresa May defendió su acuerdo para el Brexit tras renuncias en gabinete e intentos de removerla del poder.


Londres, Inglaterra.- La Primera Ministra británica, Theresa May, defendió este jueves un borrador de acuerdo de divorcio con la Unión Europea, luego de que su secretario de Estado para el Brexit y otros ministros renunciaron en protesta y legisladores euroescépticos redoblaron sus esfuerzos para derrocarla.

May insistió en que su trabajo era hacer el mejor acuerdo posible para el Brexit y que dependerá del Parlamento si votan para llevarlo adelante.

"Este es un acuerdo de Brexit que cumple con las prioridades de la gente británica", aseguró May.

"Creo con cada fibra de mi ser que el curso que he tomado es el correcto para el país y para nuestra gente"

May advirtió por el estado de incertidumbre que habría si no se llega a un acuerdo y reiteró que no se contempla un segundo referendo sobre el Brexit, porque lo que Reino Unido abandonará la Unión Europea el próximo 29 de marzo.

Críticos del acuerdo señalan que deja poca autonomía a los británicos, pues se mantendrían relaciones muy estrechas con la UE a cambio de pocos beneficios.

Sobre los miembros de su equipo que han dimitido, May indicó que comprende que algunos de sus colegas hayan llegado a lo que llamó conclusiones diferentes sobre el rumbo que debe seguir el país y les agradeció sus servicios.

Un día después de que May anunció que sus principales ministros habían aceptado los términos del acuerdo, el ministro para el Brexit, Dominic Raab, y la ministra de Trabajo y Pensiones, Esther McVey, renunciaron argumentando que no podían apoyar el pacto.

Algunos legisladores sugirieron que otros ministros renunciarán y los euroescépticos en el Partido Conservador de May dijeron que habían enviado cartas solicitando un voto de no confianza en su liderazgo.

Dos ministros de rango menor y dos ayudantes ministeriales dimitieron también, mientras que las renuncias y la hostilidad hacia el acuerdo por parte de los legisladores del partido gobernante y de la oposición en el Parlamento sembraron dudas en la estrategia de Brexit promovida por May y aumentaron el riesgo a que Reino Unido abandone la UE sin un acuerdo.

Jacob Rees-Mogg, líder de un grupo conservador euroescéptico en el Parlamento, presentó una carta pidiendo un voto de no confianza para May con el argumento de que el borrador del acuerdo es peor de lo anticipado.

El liderazgo de May se verá desafiado si 48 conservadores escriben tales cartas. La Primera Ministra podría ser derrocada si 158 de sus 315 legisladores votan en contra de ella.

Un legislador euroescéptico dijo que más colegas están mandando cartas o están cada vez más dispuestos a hacerlo. Sin embargo, May mostró pocas señales de retroceder.