Dan luz verde a demanda pro dreamers

12/11/2017

Un juez federal de Estados Unidos dio luz verde para que se mantengan vigentes las demandas

Dan luz verde a demanda pro dreamers

Un juez de EUA permitió que 16 estados puedan demandar al gobierno de Trump para tratar de revertir su decisión de terminar DACA.


Mundo
Agencias

Washington, EUA.- Un juez federal de Estados Unidos dio luz verde para que se mantengan vigentes las demandas contra la decisión de la administración de Trump de terminar el programa que protege a los jóvenes migrantes que llegaron en la infancia.

Después del anuncio del juez federal por Brooklyn, Nicholas Garaufis, 16 estados, que presentaron una demanda contra Trump y el Departamento de Seguridad Nacional el 6 de septiembre, seguirán adelante en su afán por revivir el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA).

El tribunal dictaminó ayer que la decisión de Trump de finalizar DACA puede ser objeto de una revisión judicial.

El magistrado consideró que los argumentos del Gobierno de Trump sobre que la decisión de cancelar el programa no es revisable legalmente fueron apelados.

La demanda fue presentada originalmente por el Distrito de Columbia, Washington, Nueva York, Massachusetts, Connecticut, Delaware, Hawai, Illinois, Iowa, Nuevo Mexico, Carolina del Norte, Oregon, Pensilvania, Rhode Island, Vermont y Virginia.

Asimismo, el departamento de justicia pidió que se desestimara DACA alegando que el programa de Obama era inconstitucional por ser aprobado por decreto en 2012.

Garaufis consideró válido el argumento de los estado de que poner fin al programa afectaría a empresas y universidad.

El recurso indica que la decisión de Trump es discriminatoria, lo que vulneraría la protección de igualdad bajo la ley amparada por la constitución.

Un 82 por ciento de los votantes, incluidos cerca de un 70 por ciento de los republicanos, opina que los dreamers deberían quedarse legalmente en Estados Unidos y solicitar la ciudadanía, según una encuesta de finales de septiembre de la Universidad de Quinnipiac.

El 10 por ciento considera que deberían ser forzados a abandonar Estados Unidos y un 6 por ciento que deberían poder quedarse en el país pero sin convertirse en ciudadanos en pleno derecho.