Contraataca China con aranceles a EU

Contraataca China con aranceles a EU

La guerra comercial entre Estados Unidos y China volvió a intensificarse en los últimos días.


Beijing, China .-China anunció que impondrá aranceles adicionales a algunos productos estadounidenses en represalia por el último aumento de las tarifas de Estados Unidos sobre 200 mil millones de dólares en importaciones chinas.

Las tarifas entrarán en vigencia el 1 de junio, según una declaración en el sitio web del Ministerio de Hacienda este lunes. Los aranceles se impondrán sobre algunos de los productos enumerados en una lista de represalias anterior de 2018.

Las fricciones comerciales de todo el año entre las dos economías más grandes del mundo volvieron a escalar la semana pasada cuando la administración de Trump anunció un arancel punitivo de 25 por ciento para miles de productos chinos. 

Estados Unidos está listo para lanzar un plan de recaudo de un arancel adicional de 25 por ciento sobre todas las importaciones restantes de China este lunes.

Las tarifas de represalia de China se impondrán a diferentes niveles: aranceles de 25 por ciento sobre 2 mil 493 artículos; aranceles de 20 por ciento sobre mil 078 artículos; aranceles de 10 por ciento sobre 974 artículos y aranceles de 5 por ciento para continuar en 595 artículos. 

El Ministerio también dijo en otra declaración que los importadores y las asociaciones pueden solicitar exenciones para los bienes en las listas arancelarias. Una vez aprobados, los bienes serán excluidos y no estarán sujetos a las tarifas punitivas por un año. Las empresas también pueden obtener un reembolso de las tarifas ya pagadas.

"El movimiento arancelario de China responde al unilateralismo de Estados Unidos y al proteccionismo comercial", dijo el ministerio en una declaración por separado. "China espera que los Estados Unidos vuelvan al camino correcto de las conversaciones comerciales bilaterales, trabajen en conjunto con China y se conozcan a medias, para alcanzar un acuerdo de beneficio mutuo y mutuo beneficio sobre la base del respeto mutuo".

Las acciones mundiales bajaban después de su peor semana en el 2019, ya que se derrumbaron las esperanzas de un acuerdo comercial entre Estados Unidos y China.

El punto muerto en las negociaciones dejó a los inversionistas esperando las represalias de China por el aumento arancelario a bienes chinos por parte de Washington a partir del viernes.

La medida se comenzó a aplicar tras las acusaciones del Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de que Pekín ha incumplido sus compromisos anteriores.

Hoy, Trump advirtió a China que no tome represalias por el aumento de aranceles de la semana pasada y dijo que los consumidores estadounidenses no pagarán por ningún aumento en las tarifas.

"No hay ninguna razón para que el consumidor estadounidense pague los aranceles, que entran en vigor hoy en China (...) China no debería tomar represalias. ¡Solo empeorará!", tuiteó Trump, agregando que los gravámenes pueden evitarse si los fabricantes cambian su producción desde China a otros países.

"Le digo abiertamente al Presidente Xi y a mis muchos amigos en China que sufrirán mucho si no llegan a un acuerdo, porque las compañías se verán obligadas a abandonar China por otros países. Es demasiado caro comprar en China. ¡Tenían un gran acuerdo, casi cerrado y dieron marcha atrás!", señaló Trump.

La escalada del conflicto podría hacer que la economía estadounidense caiga en recesión, un riesgo marcado por la inversión de la curva de rendimiento de los bonos del Tesoro de Estados Unidos entre tres meses y 10 años por segunda vez en menos de una semana.

Esta curva se ha invertido antes de cada recesión en Estados Unidos en los últimos 50 años.

"En general, en el corto plazo, las posibilidades de recesión han aumentado", dijo Justin Oneukwusi, gerente de cartera de Legal & General Investment Management.

En los mercados bursátiles, el índice paneuropeo Stoxx 600 perdía un 0.5 por ciento, mientras que los futuros del S&P 500 bajaban un 1.3 por ciento.

En Asia, las acciones chinas también cayeron. Los índices Shanghai Composite y CSI 300 perdieron un 1.2 y 1.8 por ciento, respectivamente.

En la sesión, el yuan chino en los mercados internacionales cayó a su nivel más bajo en más de cuatro meses, a 6.88 unidades por dólar.

En las materias primas, los futuros del petróleo subían ante la creciente preocupación por la interrupción de los suministros en Oriente Medio. Los futuros del Brent ganaban un 1.8 por ciento, a 71.90 dólares el barril, y los del crudo en Estados Unidos aumentaban un 1.5 por ciento, a 62.56.