Catea FBI oficina de abogado de Trump

El FBI registró la oficina del abogado de Trump, Michael Cohen, en búsqueda de información como los pagos a la actriz Stormy Daniels.
Catea FBI oficina  de abogado de Trump

El FBI cateó oficinas del abogado de Trump Michael Cohen en búsqueda de información de varios temas, incluidos pagos a ex actriz Stormy Daniels.


Nueva York, EU.- Agentes del FBI registraron las oficinas del abogado personal del Presidente Donald Trump, Michael Cohen, y confiscaron registros relacionados con varios temas, incluidos los pagos a la actriz de cine para adultos Stormy Daniels.

Los agentes federales obtuvieron una orden de registro en Manhattan luego de recibir una recomendación del Fiscal Especial Robert Mueller, según el abogado de Michael Cohen, quien calificó la búsqueda como completamente inapropiada e innecesaria.

"Hoy la Oficina del Fiscal de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York ejecutó una serie de órdenes de allanamiento y confiscó las comunicaciones privilegiadas entre mi cliente, Michael Cohen, y sus clientes", dijo Stephen Ryan, su abogado.

"Los fiscales federales me han informado que la acción de Nueva York es, en parte, una remisión de la Oficina del Fiscal Especial, Robert Mueller".

Cohen desempeña un papel en varios aspectos de la investigación del Fiscal sobre la interferencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016.

Ryan dijo que Cohen ha cooperado con las autoridades y entregado miles de documentos a los comités del Congreso que investigan la intromisión en las elecciones.

También dijo recientemente que pagó 130 mil dólares a la actriz de cine para adultos, Stephanie Clifford, conocida como Stormy Daniels, quien dijo que tuvo una aventura con el Presidente Trump.

Los pagos a Clifford son solo uno de los muchos temas que se investigan, según una persona informada sobre la búsqueda. El FBI también confiscó correos electrónicos, documentos impositivos y registros comerciales, aseguró la fuente.

Los registros incautados incluyen comunicaciones entre Trump y Cohen, que probablemente requerirían un equipo especial de agentes para su revisión porque las conversaciones entre abogados y clientes están protegidas del escrutinio en la mayoría de los casos.