Buscaría Trudeau libre comercio en China

Buscaría Trudeau libre   comercio en China

Canadá prevé conversaciones sobre libre comercio con Chino, aunque podría molestar a EU en plenas renegociaciones del TLC.


Otawa, Canadá.- El Primer Ministro de Canadá, Justin Trudeau anunciaría su viaje a China a principios de diciembre para entablar conversaciones sobre libre comercio con dicho país asiático, según reportes del diario canadiense National Post.

 

De acuerdo con fuentes diplomáticas citadas por el medio, Trudeau buscaría tener un acceso preferencial a los mercados asiáticos en crecimiento como China.

 

Sin embargo, la visita de Trudeau, en plenas renegociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC) con México y Estados Unidos podría provocar la molestia de la Administración de Donald Trump.

 

Recientemente, Trudeau volvió de Asia, donde comprometió a Canadá con los "principios básicos" del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TTP), un acuerdo comercial entre 11 países, entre ellos Japón, México, Australia y Nueva Zelanda.

 

El Primer Ministro ha sido reacio a firmar un acuerdo final preocupado por la reacción de Estados Unidos.

 

El principal beneficio de una reestructura del TPP sería el acceso preferencial al mercado japonés para la industria agroalimentaria, aunque la promesa de su preferencia en esta industria podría socavar las conversaciones con sus socios del TLC.

 

China es una historia distinta. Después de conversaciones exploratorias formales en julio, el país desea iniciar negociaciones con Canadá -en el marco de la promoción de los mercados abiertos del Presidente Xi Jinping-.

 

La postura de China para dar acceso preferencial a Canadá en su mercado en crecimiento valdría el riesgo de molestar a Trump, señala el diario.

 

Existe una creencia creciente en el Gobierno de Trudeau de que los intentos de renegociación de Trump para beneficiar a EU en el TLC terminarán en un punto muerto en el Congreso.

 

Asimismo, Trudeau ha tenido buenas relaciones con el Gobierno de Xi desde su llegada al poder, sin embargo, los partidos de oposición canadienses han criticado al Gobierno por permitir que empresas chinas adquieran tecnologías potencialmente sensibles bajos sospechas de espionaje.

 

Las sospechas sobre los motivos de China en las negociaciones con Canadá, en medio de los informes de espionaje industrial y las preocupaciones sobre la falta de oportunidades de inversión recíproca disuadieron a la Administración de Stephen Harper de proseguir las negociaciones de libre comercio con el país asiático en 2012.

 

Las encuestas indicaron que los canadienses están preocupados por la asertividad militar de china y la amenaza a los empleos canadienses en virtud de un acuerdo comercial con normas laborales y ambientales laxas.

 

Por su parte, muchos canadienses se mantienen optimistas por el aumento de oportunidades económicas que un acuerdo podría traer consigo, como el acuerdo de China con Australia -vigente desde hace 10 años- y considera que el 95 por ciento de las exportaciones australianas obtienen acceso libre de aranceles a China.

 

Un estudio realizado en 2016 por el Consejo Empresarial de China y Canadá estimó que, en virtud de un acuerdo comercial, las exportaciones a China -actualmente en 20 mil millones de dólares- crecerían en un 50 por ciento.

 

Esto crearía empleos en las industrias automotriz, química, pesquera, más oportunidades en agricultura, tecnología limpia o recursos naturales.