Aumentan 17% crímenes de odio en EU

Los delitos de odio en Estados Unidos aumentaron un 17 por ciento durante 2017, según reporte del FBI.
Aumentan 17%  crímenes de odio en EU

Los delitos de odio en Estados Unidos aumentaron un 17 por ciento durante 2017, según el FBI. En octubre de 2018, EU su peor masacre antisemita en Pittsburgh, donde 11 personas fueron asesinadas.


Washington DC, EU.- Los delitos de odio en Estados Unidos aumentaron un 17 por ciento en 2017, lo que supone el tercer año consecutivo de incremento, según un informe publicado este martes por el Buró Federal de Investigaciones (FBI, en sus siglas en inglés).

Las autoridades estadounidenses documentaron 7 mil 175 delitos de odio el año pasado en el territorio estadounidense, en comparación con los 6 mil 121 registrados en 2016.

Más de la mitad de esos crímenes, aproximadamente tres de cada cinco, estuvieron motivados por cuestiones raciales o étnicas, mientras que uno de cada cinco fue por creencias religiosas.

El FBI considera delito de odio los crímenes motivados por una animadversión contra una raza, religión, discapacidad u orientación sexual, entre otros.

De los más de 7 mil incidentes de esta índole que ocurrieron el año pasado, 2 mil 13 fueron contra estadounidenses de raza negra; 938 contra judíos; y mil 130 contra homosexuales. Asimismo, los ataques antisemitas crecieron un 37 por ciento en 2017.

"Estoy particularmente preocupado por el aumento de los delitos de odio antisemitas, que ya son los delitos de odio religioso más comunes en Estados Unidos", señaló el Fiscal general interino de Estados Unidos, Matthew Whitaker, en un comunicado.

Por el contrario, los delitos contra los musulmanes disminuyeron un 11 por ciento, con 273 incidentes reportados el año pasado, de acuerdo al análisis.

En su recuento, el FBI también separa los delitos por tipología: más de 4 mil fueron contra personas y unos 3 mil fueron crímenes contra la propiedad, desde vandalismo hasta robo e incendio.

Whitaker aseguró que la prioridad del Departamento de Justicia estadounidense es reducir los delitos violentos, que consideró violaciones despreciables de los valores fundamentales del país.