Ven mayor esfuerzo en metas fiscales

Gobierno federal tendrá que esforzarse en reducir gasto corriente para lograr superávit primario de 0.8% de PIB, según expertos de Bancomer.
Ven mayor esfuerzo  en metas fiscales

Los analistas privados consultados por Banxico también redujeron su estimación de crecimiento para 2017.


CDMX.- Durante la primera mitad del año, el Gobierno federal se desvió de sus metas fiscales, por lo que deberá realizar mayores esfuerzos para lograr los objetivos planteados, señalaron especialistas de BBVA Bancomer.

El incremento del gasto público, impulsado en gran medida por el gasto no programable en combinación con un crecimiento moderado de los ingresos, y sin considerar los recursos del remanente de operación del Banco de México del año pasado, han generado presión en las metas que las autoridades pretender lograr, explicó Carlos Serrano Herrera, economista en jefe de BBVA Bancomer en México.

"La ruta hacia la mayor consolidación fiscal se desvió en el primer semestre y lo que esperamos es que en la segunda mitad del año veamos una contracción más importante del gasto", dijo en conferencia de prensa sobre la situación económica de México.

Las autoridades tendrán que realizar un esfuerzo importante de reducción del gasto corriente para que se cumpla el objetivo del balance primario de 0.8 por ciento del PIB, indicó.

De acuerdo con el análisis de BBVA Bancomer, se estima que al redoblar los esfuerzos de consolidación fiscal si se podrían cumplir las metas para fin de año, entre las que destaca un superávit primario de 0.8 puntos del Producto Interno Bruto (PIB) y la reducción de la deuda como porcentaje del PIB.

De acuerdo con el especialista, el superávit primario será la combinación de un mayor gasto en la primera mitad e importantes reducciones del gasto corriente en los meses restantes.

Sobre el resultado del primer semestre, Serrano Herrera explico que el superávit primario se debió en gran medida a los resultados y los balances de las entidades bajo control presupuestario indirecto y del IMSS.

Según su organización, los ingresos propios de este tipo de entidades no están contemplados en la Ley de Ingreso ni sus gastos en el Presupuesto de egreso, pero se integran como subsidios y transferencias.

De acuerdo con el análisis, el balance primario del Gobierno federal tendrá que ser superavitario en el segundo semestre del año para cumplir con la meta fiscal establecida.

En cuanto a la deuda pública, la previsión de los analistas señala que para finales de 2018 esta podría ubicarse en 45.8 puntos del PIB, aún tomando en cuenta un menor crecimiento de la economía mexicana a lo previsto.

Este resultado de la deuda sería una reducción de 0.4 puntos del PIB respecto al nivel en el que se ubicó al cierre de 2017.

Pese al resultado preliminar del crecimiento del PIB anunciado por Instituto Nacional de Geografía y Estadística la semana pasada, una reducción de 0.1 por ciento durante el segundo trimestre, los analistas de BBVA Bancomer mantienen su previsión de crecimiento económico en 2.6 por ciento, con un sesgo a la baja.

Mientras que la previsión para 2019 se mantiene en un crecimiento de 2 por ciento.

Sobre el tipo de cambio y las variables financieras, la fuente de tensión continúa siendo el posible avance de las medidas proteccionistas a nivel mundial, con especial importancia para México en la adopción de medidas arancelarias para el sector automotriz.